Cicloplantón: Ciclistas piden seguridad ante el alarmado crecimiento de robos y secuestros

Sara fue víctima de un robo violento. La amarraron, la golpearon y le ultrajaron sus pertenencias y bicicleta. Luego, botaron las llaves de su vehículo por una alcantarilla

Por Metro Ecuador

El incrementos de robos violentos y secuestros a ciclistas ha preocupado a los quiteños, pues solo en el pasado fin de semana se presentaron más 12 denuncias. Es por eso, que este jueves 29 de octubre realizaron un cicloplantón en la Tribuna de los Shyris y esperan entregar una carta formal a la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

“Estamos cansados de que no podamos salir a las calles a pedalear. Se han registrado tres asaltos de bicicletas de alta gama y se están comercializando en las redes sociales”, fue lo que manifestó Juan Francisco Aguirre, representante de un colectivo de ciclistas que también argumentó que  en estos últimos días se han registrado tres intentos de robo, de los cuales dos fueron violentos.

También estuvo presente Sara, quien con sus amigas, fueron víctimas de un violento robo y secuestro exprés el fin de semana cuando estaban trasladándose a la provincia de Bolívar a una competencia y fueron interceptadas por tres sujetos a las 5 de la mañana.

Este es su testimonio:

"Fui víctima de un secuestro en la ciudad de Quito el 24 de octubre, en la avenida Simón Bolívar. Tres personas se nos subieron al vehículo mientras estaba en movimiento, nos pegaron, nos amarraron, y nos llevaron secuestradas al sur de Quito. En el camino se encontraron con una camioneta que estaba coordinada para llevarse nuestras tres bicicletas. Se volvieron a subir al vehículo y nos siguieron llevando al sur de la ciudad. Allá nos dejaron amarradas dentro del vehículo y botaron las llaves a la alcantarilla. 

Nosotras gracias a Dios pudimos salir vivas de eso y fuimos a pedir auxilio a una gasolinera que estaba en la zona. Ese rato llamamos al ECU 911.  La patrulla se demoró en llegar alrededor de una hora y media y no tuvimos una buena respuesta. Ellos ni si quiera se bajaron de la camioneta para ver si nosotras estábamos bien, tampoco llamaron a una ambulancia, no hicieron absolutamente nada, más que preguntarnos un par de cosas y tomarnos nuestros datos personales. También nos dijeron que el sistema de rastreo del ECU911 estaba desactivado y que no nos podían ayudar. Luego de eso nosotras nos fuimos directamente a la Policía Judicial en la Isla Pinzón para poner la denuncia, pero no hemos encontrado con más trama del sistema y no nos querían recibir la denuncia porque no teníamos nuestras cédulas de identidad a pesar de que les dijimos que fuimos robadas. Ahora estamos en el proceso y el fiscal se suponía que nos tenía que contactar a las 72 horas del robo y ya ha pasado casi una semana y no hemos tenido respuesta. Por suerte podemos contar esta historia y prevenir a todos los ciclistas y venir a la marcha para reclamar seguridad para todos", dijo Sara. 

 

Te puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo