El Sol inició un nuevo ciclo, ¿qué significa y nos afecta?

Por Metro Ecuador

La NASA y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos confirmaron que el Sol inició un nuevo ciclo solar. La noticia se anunció esta semana, pero señalaron que la etapa inició hace nueve meses.

Desde diciembre del 2019, el sol se encuentra en un pico de calma, lo que significa que ha comenzado un nuevo ciclo, el Ciclo Solar 25. Para esto se toma en cuenta que la estrella tiene picos de actividad, que pueden ser altos, moderados o bajos.

El grupo de científico del Panel de Predicción del Ciclo Solar 25 explicó que debido a la naturaleza cambiante del Sol, puede tomar hasta 10 meses calcular cuándo comienza un nuevo ciclo.

Sol SOL - NASA

El hallazgo lo hacen guiados por las manchas solares. Las manchas oscuras están asociadas con la actividad solar, a menudo como el origen de explosiones gigantes, como erupciones o eyecciones de masa coronal, que pueden arrojar luz, energía y material solar al espacio.

“A medida que salimos del mínimo solar y nos acercamos al máximo del Ciclo 25, es importante recordar que la actividad solar nunca se detiene; cambia de forma a medida que oscila el péndulo”, afirma Lika Guhathakurta, de la División de Heliofísica en la Sede de la NASA en Washington, citada por ABC.

¿Nos afecta el nuevo ciclo solar?

Doug Biesecker, copresidente del panel y físico solar en el Centro de Predicción del Clima Espacial, señaló que el Ciclo Solar 25 será tan muy similar al anterior, que se situó por debajo del promedio.

Sin embargo, Biesecker advirtió que sí pueden haber riesgos. Es posible que, durante este tiempo, los destellos solares u otras erupciones interrumpan las comunicaciones en la Tierra.

“El hecho de que esté por debajo del promedio no significa que no haya riesgo de clima espacial extremo (…) El impacto del Sol en nuestra vida diaria es real y está allí. (Tenemos) personal las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año, porque el Sol siempre es capaz de darnos algo para pronosticar”, añadió.

El investigador lo comparó con la temporada de huracanes: incluso si muchas de las tormentas no tocan tierra, las que lo hagan podrían causar un impacto importante.

Los científicos consideran que se prevé que el próximo máximo solar ocurra en julio de 2025.

 

Un bello atardecer después de un aguacero en Quito

Loading...
Revisa el siguiente artículo