Una buena nutrición (una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular) es un elemento fundamental de la buena salud. Lo contrario puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, y reducir la productividad.

¿Qué es alimentación consciente?

La alimentación es una función casi mecánica, algo así como respirar, pero para empezar a alimentarte conscientemente, es necesario primero incomodarse, ver las cosas desde una perspectiva diferente, modificar ciertos patrones de vida para poder evolucionar.

Cuando cambias tu manera de alimentarte, las cosas a tu alrededor empiezan a transformarse. Se transforman porque tomaste consciencia, cuestionaste formas, maneras, te detuviste a observar lo que funciona y lo que no funciona más para ti.

Así es como empiezas a ser consciente y alienarte con lo que piensas y haces en tu vida. No se trata solo de alimentación, ya que la alimentación ocupa únicamente una parte dentro de un sistema más complejo. Tiene que ver con hacerte responsable de lo que consumes, cómo lo haces y para qué lo haces.

Como cambiar tu alimentación diaria

Definitivamente el primer paso es tomar consciencia y el siguiente la acción. De estos dos básicos pasos depende tu transformación.

Hoy, con el hecho de tener más comidas preparadas en casa se ha dado un gran paso. Controlando lo que consumes logras algunos aspectos positivos:

  • Fortaleces la relación e interacción con tu familia, pareja o amigos (una práctica que hoy por hoy en muchos hogares se ha perdido).
  • Sabes cuál fue el proceso de preparación de tu comida, controlas el tipo de grasas o azúcares que ingieres y la calidad de los ingredientes
  • Tus recetas llevan tu energía, tu estado de ánimo.

Para construir hábitos saludables en tu alimentación incorpora los macronutrientes necesarios (proteína, carbohidratos y grasas saludables) y variedad en tu plato de comida.

Una referencia de proporciones que puedes considerar es 50% verduras (puedes combinar 1/2 crudos o ½ cocinados), 25% frutas, legumbres, granos enteros, 15% semillas y grasas saludables, ocasionalmente pescado, lácteos sin grasa, rara vez dulces, carne, comida procesada.

Los alimentos o bebidas fermentadas también son muy buenos, porque regulan y equilibran tu flora intestinal apoyando que tu proceso de digestión sea óptimo.

Según Daniela Yerovi, experta Health Coach, existen en el mercado alimentos que nos ayudan a mantener nuestra alimentación de manera más saludable. Entre ellos están:

Yogur griego:  El yogurt es un resultado de la fermentación láctica. Es un proceso mediante el cual la leche se transforma gracias a organismos / bacterias beneficiosas para nuestro organismo. Este tipo de yogur contiene una mayor cantidad de proteínas que un yogur regular (aproximadamente un 10% vs un 3% del yogur normal). Una alimentación balanceada y variada contribuye a la obtención de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.
Entre los beneficios del yogur griego encontramos:

yogur griego
  • Buena fuente de proteínas y de fácil asimilación. Contribuye en nuestro proceso digestivo.
  • Contiene probióticos. Contribuye a poblar de bacterias buenas nuestro intestino.
  • Rico en vitaminas B12. Contribuye al buen funcionamiento del cerebro.
  • Rico en aminoácidos esenciales que forman las proteínas de nuestro cuerpo, y las proteínas son los bloques de construcción para regenerar el tejido muscular y reparar el daño de las fibras. Si eres una persona activa, este tipo de alimento te ayudará a recuperarte luego del entrenamiento deportivo.
  • Alto contenido en calcio. Contribuye al desarrollo de huesos y al correcto funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
  • Fuente rica en Yodo, importante para regular la función adecuada de la glándula tiroides. Contribuye a mantener un metabolismo saludable.

Leche Deslactosada: Los productos lácteos o derivados proporcionan un elevado contenido de nutrientes, aportando proteínas de alto valor biológico, grasas, hidratos de carbono (lactosa), vitaminas liposolubles (Vitamina E y K) y minerales, especialmente calcio y fósforo.

leche deslactosada

Para determinar lo que es beneficioso para tu organismo, se requiere entender el contexto y las necesidades específicas de alimentación para cada persona.

Muchos especialistas sugieren tomar leche deslactosada a personas intolerantes a la lactosa que desean aprovechar los beneficios nutritivos de la leche Además para personas que sufren de alteraciones en la presión, especialmente cuando es alta, debido a que la gran cantidad de minerales que tiene es perfecta para cuidar la presión arterial.

Además, contribuye a fortalecer nuestro sistema inmunológico. La leche sin lactosa contiene vitamina C, elemento importante para prevenir que virus o bacterias entren a nuestro cuerpo causando enfermedades.

Proteínas: La proteína es importante para nuestro organismo porque se responsabiliza de múltiples funciones en nuestro cuerpo.

proteinas

La proteína es utilizada por nuestro cuerpo para la formación de los músculos, tendones, tejidos y órganos. Además de formar parte de la elaboración de enzimas, hormonas y otra cantidad importante de moléculas esenciales para el cuerpo.

Si tu misión es ejercitarte manteniendo una salud estable, un aliado es sin duda este tipo de bebidas.

IMPORTANTE:

Si quieres aprender más sobre nutrición consciente para ti y tu familia, participa por una asesoría personalizada con una Health Coach, dejándonos tus datos aquí:

Loading...
Revisa el siguiente artículo