Siete personas a juicio por violación grupal a una joven de 22 años en Guamaní

Por Eva Acosta

La noche del 7 de noviembre de 2018, en una reunión de amigos en un domicilio ubicado en Guamaní, al sur de Quito,  seis hombres habrían violado a la joven Nicole, de 22 años, aprovechando que se encontraba en estado de embriaguez.

Casi dos años después, el juez de Garantías Penales, Ángel Mestanza, llama a juicio a siete procesados: seis como presuntos responsables y una como cómplice de haber cometido este delito, de forma grupal.

La audiencia preparatoria de juicio y sustentación de dictamen se se reinstaló el 29 de julio 2020, en la Unidad Judicial Sur (Quitumbe).

El fiscal del caso, Cristian Fierro, en su dictamen acusatorio, refirió la responsabilidad que tendría cada uno de los procesados: Jonathan Alexis N. G. (21 años), Kevin Alexander A. G. (20), William Alfonso Ch. Ch. (23), Carlos Alejandro P. M. (26), Jonathan Rafael V. Q. (26) y Stalin Javier R. P. (26), como presuntos autores directos; y, como presunta cómplice, Norma Esperanza G. G. (44).

 

 

UNA MADRE HABRÍA SIDO CÓMPLICE DE LOS HECHOS

La joven Nicole falleció al interior del inmueble, según los elementos de convicción presentados por la Fiscalía, producto de la múltiple agresión sexual.

Norma Esperanza, dueña del inmueble y madre de Kevin Alexander A. G. sería cómplice del hecho, pues, según algunas de las versiones,  habría pedido a los seis presuntos agresores (entre ellos su hijo) envolver el cuerpo y arrojarlos en en otro lugar.

 

EL ALCOHOL ANULA EL CONOCIMIENTO

La Fiscalía explica que una persona con 4,00 y 4,99 gramos por litro de alcohol de sangre tiene: pérdida del conocimiento, posibilidad de muerte, dificultades en su respiración, frecuencia cardíaca y movimiento incontrolable e involuntario de los ojos.

La autopsia psicológica practicada a Nicole (+) concluyó que no pudo consentir un acto sexual, pues estaba alcoholizada y vulnerable, además, la intención de deshacerse del cadáver refleja “la repudiable calidad ética del grupo de personas allí reunidas y, sobre todo, es un signo evidente de la clara conciencia de lo execrable de los actos allí sucedido”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo