Un virus con el 96% similar al COVID-19 fue hallado hace 8 años

Por Metro Ecuador

Un grupo de científicos viajó en el 2012 al sudeste de China para estudiar una nueva y misteriosa enfermedad letal que surgió en una mina abandonada llena de murciélagos. Hoy, 8 años después, descubrieron que este virus tiene un 96% de semejanza con el SARS-CoV-2 que causa el COVID-19.

El hallazgo fue en Mojiang, oeste de China, una mina de cobre que estaba infestada de murciélagos. En ese lugar seis hombres adultos resultaron enfermos de neumonía y tres de ellos muertos, dice el portal Infobae.

En ese año (2012) los  científicos tomaron muestras de las heces de los murciélagos. Las encontraron en el piso de la cueva y las almacenaron en un laboratorio a 1.600 kilómetros de distancia en Wuhan durante años, mientras las estudiaban.

Grupo de científicos alertan que el COVID-19 podría propagarse por el aire

La OMS comenzó a revisar el artículo de los científicos.

En diciembre de 2019, Wuhan se convirtió en el epicentro de la pandemia del coronavirus que hasta hoy ha infectado a más de 11.3 millones de personas y ha matado a 531.000.

Por su parte, un estudio del Sunday Times indicó que este virus hallado en el 2012 fue llamado RaBtCoV/4991 y ahora parece ser el pariente más cercano al SARS-CoV-2. De acuerdo con informes científicos, el virus ha aparecido en solo un artículo científico ampliamente disponible y no menciona el hecho de que había causado neumonía mortal en humanos.

Murciélago

También se conoció que la mitad de los murciélagos que habitaban en la mina portaban al menos un tipo de coronavirus. 

En declaraciones a a The Sunday Times, el doctor Peter Daszak, experto británico en enfermedades animales, el nuevo coronavirus “no surgió en el mercado, apareció en otro lugar”. Sugirió que ya se estaba extendiendo en algún lugar alrededor de la mina en la zona rural de Mojiang y luego estalló en Wuhan.

El virus RaBtCoV/4991 parece haber causado una enfermedad que suena extremadamente similar al COVID-19, y tiene un código genético del 96,2% que coincide con él.

Los seis hombres que enfermaron de ese virus en el 2012 se contagiaron después de ir a la mina a limpiar las heces de los murciélagos y aún no está claro cómo contrajeron el virus. Estas personas, que tenían entre 30 y 63 años, necesitaron tratamiento de cuidados intensivos en el hospital. Todos tenían fiebres altas, dolores corporales y tos, y cinco de ellos luchaban por respirar.

Todos son síntomas que coinciden con los causados por el virus SARS-CoV-2. Dos de pacientes dieron positivo en muestras de sangre por haber sido infectados con SARS o un coronavirus similar al SARS.

Este nuevo hallazgo impulsa la teoría que sugiere el posible origen del virus COVID-19 en murciélagos salvajes en China.

Te puede interesar:

VIDEO EN TENDENCIA:

Loading...
Revisa el siguiente artículo