Henry Yandún: "La construcción mueve a todo un país"

El CEO de Kubiec y Conduit, Henry Yandún, vocero del gremio Constructores Positivos, colectivo nacional de compañías constructoras, dialogó con el CEO de diario Metro, Hernán Cueva, acerca de la situación del sector de la construcción en medio de la crisis por la pandemia de COVID-19. Destaca la reactivación de este mercado.

Por Gabriela Vaca J.

El sector de la construcción está convencido de que mueve y levanta a los países. Ecuador es un claro ejemplo de esto pese a la situación crítica por la cuarentena y emergencia sanitaria por el coronavirus. Así lo estima uno de los principales referentes en construcción, Henry Yandún, CEO de la empresa Kubiec y Conduit.
A través de una entrevista virtual, conversó con nuestro CEO de Metro Ecuador, Hernán Cueva, y compartió las proyecciones, propuestas y metas que se ha propuesto este gran campo laboral para reactivar la economía y brindar viviendas a los hogares ecuatorianos.

– ¿Cuál es la importancia del sector de la construcción en Ecuador?

Originalmente creíamos que esta área representaba el 10% del PIB (Producto Interno Bruto), sin embargo ese porcentaje es de la construcción directa pero también hay que considerar a las actividades conexas que equivalen a un 10% más, esto involucra al personal que hace las ventanas, acabados varios, etc.
En este sentido, increíblemente la construcción pasa a ser un 20% del PIB lo cual es muy importante para el país.

– ¿Cómo se logró potenciar esta área importante en medio de la crisis que vivimos por la pandemia?

Tenemos la convicción de que la construcción debe funcionar siempre, en otros países ni siquiera se paralizó. Cabe destacar que lo veían como un cerco epidemiológico pero para eso están los supervisores de obra que pueden controlar y garantizar una organización laboral para evitar aglomeraciones y hacer cumplir los protocolos sanitarios. Pensamos en qué pasará con nuestros obreros si no trabajan y pues lógicamente como otros, saldrían a buscar la vida en las calles. Pero en las obras los educamos de primera instancia para entender la nueva normalidad.

Había que destacar lo relevante en cuanto a protecciones físicas, cumplir con el distanciamiento, entre otras normas para salvaguardar la salud de ellos y sus familias.

henry yandún

– ¿Qué planes de protección consideraron en las obras?

Cuando nos activamos hubo un efecto dominó en las empresas de construcción porque impulsamos a toda costa los protocolos de seguridad. Puedo decir que nunca se evidenció algún contagio masivo de COVID-19 en alguna obra, precisamente porque estuvimos un paso al frente. Las pruebas no son mandatorias, sin embargo, las realizamos en un grupo de mil personas activas, 19 resultaron positivos y de estas, 12 ya venían contagiadas. Los mandamos a sus casas a recuperarse pero a partir de ahí no hemos tenido otros casos. Entonces hay que destacar que los resultados hablan por sí solos. Incluso hemos hecho las previsiones necesarias para seguir trabajando con todo lo implementado.

– Entonces la protección ha garantizado el buen manejo en las construcciones…

Totalmente de acuerdo, si de algo estoy convencido en esta situación es que dentro de la formalidad la gente tiene más seguridades que en la calle porque cuenta con los implementos necesarios de seguridad, aparte brindamos el empleo, la alimentación, y eso nos garantiza el avance y consecución de los objetivos. Los obreros no causan aglomeraciones y nos centramos en que se mantengan así.

– ¿Cómo nace esta idea de formar el gremio de Constructores Positivos?

Como nacen todos los sueños, es de esas cosas que te pones a hablar con personas que tienen una visión en común y deciden aplicarla. Creemos que los honestos y trabajadores somos mayoría pero muchas veces nos quedamos callados así que quisimos impulsar el sector de la construcción con ideas firmes y positivas para la ciudadanía.
Nos reunimos en mi casa cuatro personas, luego fuimos 50 y hoy somos más de mil constructores positivos a nivel nacional.

– ¿Qué es lo que promueve el gremio?

Tenemos todas las directrices para entender las necesidades. Según encuestas públicas, el 88% de los ecuatorianos tiene como principal objetivo comprar su casa propia, y el 60% de la ciudadanía considera que tener casa propia es un sinónimo de seguridad. Con estos datos estructuramos varias ideas.
Todo esto sustentado en proyectos de ingenieros y arquitectos que normalmente venimos de la clase popular y llegamos a tener recursos, más aún la esencia patriótica a través de propuestas viables.
Al trabajar con otros líderes y emprendedores es muy fácil que se puedan lograr estas cosas. Ya hemos aplicado todo nuestro saber en la sociedad y esperamos seguir funcionando así, generando más trabajo y beneficiando a miles de familias.

henry yandún

-¿Cuáles son las previsiones en esta época?

Seamos realistas, la situación estaba complicada desde antes de la pandemia y se mantendrá incluso después, pero hemos sido innovadores en medio de este escenario. Hicimos una asamblea con todos los líderes de la construcción e impulsaremos que la cuota de una casa propia se acerque a la cuota que se pagaría normalmente por un arriendo.Si le agregamos que en Ecuador hay un déficit de hasta 500 mil viviendas y a eso le agregamos que en el país hay 110 mil nuevos hogares cada año y a más de eso le agregamos que máximo se construyen 40 mil viviendas por año, entonces estamos en el mundo correcto para viabilizar y cubrir esa demanda.

– ¿Cómo se lograría esto?

Dialogando con los municipios por sus normativas, mismas que encarecen las obras. También hay que definir con el BIESS sobre los planes de financiamiento, y lo mismo con la banca privada, el ministerio de finanzas, entre otras instituciones que deben apostar con los mecanismos para lograrlo.

Cabe destacar que los planes de vivienda VIP y VIS ya logran el objetivo de que la cuota de la casa es parecida a la cuota del arriendo y eso es con una tasa de interés del 4,99%.

Estamos siguiendo la línea del plan Bien Futuro tomado del ejemplo de constructores peruanos.
Nosotros lo estamos haciendo a través del consenso de la banca privada, el sector público y Constructores Positivos. Si logramos eso, sin duda alguna el país reflejará un gran avance en el estilo de vida de sus ciudadanos.

¿Cuál sería el gran cambio?

Por más complicada que sea la situación pensemos que hay que pagar arriendos. El problema no es tanto la comida, el no tener dónde vivir es lo que genera más pánico y tratar de que alguien pague una cuota por algo propio sería muy esperanzador para miles de familias.

¿Se ha pensado en la población millennial respecto a los planes de vivienda?

Nuestra visión y misión como Kubiec cambió totalmente al pensar en ese público objetivo. La construcción sustentable está enfocada en eso. Mis pupilos son millennials, mis clientes también lo son, nosotros como accionistas ya estamos viejos pero hay que pensar en dejar un legado. ¿Qué hemos previsto? Todo es un constante cambio, construimos viviendas pequeña y áreas sociales más grandes pensando en ellos por su estilo de vida, sus grupos de amigos, sus necesidades pero imagínense con esta cuarentena ellos también buscan paisajes y amplitud entonces hay que ver la fórmula de adaptarse.

La igualdad de condiciones entre hombres y mujeres también influye, antes las mujeres se dedicaban al cuidado de las tareas domésticas pero hoy en día ellas tienen cargos multitasking entonces ya no se piensa en arreglar casas grandes, por eso los espacios siempre están en análisis. Yo me acuerdo que crecí en una habitación que compartía con mis tres hermanos y ahí vivíamos con mis padres, me tocó adaptarme y así aprendí.
Hacía los deberes en la cama y mira ahora ya se debe pensar en que todo espacio necesita un área para el teletrabajo, así es la dinámica en cuanto a las circunstancias, todo cambia.

henry yandún

¿Cómo se ha logrado innovar en esta crisis?

Puedo decirte que Kubiec aprovecha las crisis para pensar en cómo podemos sustentar las necesidades. Por ejemplo, lanzamos nuevos productos como los túneles de sanitización y desinfección para personas, así como nuestra aplicación digital en donde pueden ver todos los materiales que tenemos en el mercado y también plasmamos una idea magnífica que alcanzará una gran aceptación, estos son los Kubi Rooms.

Este último tiene que ver con que puedo enviarte a tu casa un dormitorio u oficina que necesites. Pues con la nueva normalidad hay la gran necesidad de que queremos un espacio ideal para cumplir con el home office entonces nosotros enviamos un contenedor para que lo armen en tu casa.
Todo dependerá del acceso que tenga la grúa, si es factible se puede empezar a armarla inmediatamente o sino tomará entre una semana o una semana y media
Es como llevar una suite de un hotel cuatro estrellas y ponerla en tu terraza o en algún espacio que decidas cambiarlo. Así pasó con uno de mis clientes que necesitaba un cuarto para que funcione de gimnasio entonces lo armamos en una semana y listo. Estos cambios también dan vida a los hogares.

Finalmente, realizamos el Primer Campanazo Virtual por nuestra tercera emisión en la Bolsa de Valores por $15 millones.

Más en Metro Ecuador:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo