“Ya no quiero vivir aquí”: la realidad de las vendedoras ambulantes durante la pandemia en Estados Unidos

Por Agencias

Una madre hispana y su hija fueron víctimas de un ataque mientras trabajaban en una calle de Los Ángeles. La agresión llegó sin motivo alguno.

Marisela Cueva, de 55 años, y su hija María, de 32, fueron golpeadas y robadas por tres mujeres el pasado viernes 09 de mayo. Las mujeres salieron a vender flores y regalos por motivo del Día de la Madre para así completar dinero para la renta, cuando ocurrió el ataque,.

Las presuntas responsables del ataque llegaron en un automóvil que se detuvo en frente de su puesto, de acuerdo con la declaración de las víctimas a las autoridades. Fingieron estar interesadas en comprar uno de sus artículos, pero luego dos mujeres salieron del auto y le quitaron su dinero.

Durante el forcejeó una mujer salió del auto y golpeó a Marisela. Después de botarla al suelo, la pisoteó y pateó.

Tras la agresión a las vendedoras , las sospechosas se llevaron todo el dinero y la mercancía que no destruyeron, indica la denuncia .

“Ya no quiero vivir aquí, me quiero ir para otro lado”, dijo entre sollozos la madre hispana, quien además sufrió traumatismos físicos

Las presuntas atacantes fueron descritas como tres mujeres afroestadounidenses entre 17 y 20 años de edad.  La agresión fue porque, según las agredidas, se querían llevar la mercancía a la fuerza.

La familia de Marisela Cuevas enfrenta los retos de la pandemia del coronavirus, que ha dejado a muchos inmigrantes sin trabajo, sin recursos y sin ayuda del gobierno para enfrentar las crisis.

Durante las últimas semanas se han reportado varios ataques a vendedores ambulantes. Uno de ellos fue el caso de Laureano, quien fue abordado por dos sujetos que lo golpearon en la cara, mientras era grabado y se burlaban de él.

Para más noticias de tu interés, revisa lo siguiente

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo