Noticias

¿Por qué la gripe A-H1N1 no paralizó la economía mundial como lo hace la pandemia del Covid-19?

Un tercio de la población mundial vive actualmente bajo medidas de aislamiento, esto para frenar los contagios de la pandemia del coronavirus Covid-19. E Esta situación no tiene precedentes en la historia reciente y no se vio incluso cuando el mundo se enfrentó a otra pandemia devastadora no hace mucho tiempo: la del A-H1N1.

La también llamada gripe porcina fue causada por un nuevo virus que mutó en los animales y comenzó a infectar a los humanos, en quienes causa una enfermedad que puede ser grave. Entre 2009 y 2010, más de 200 países habían confirmado casos de la primera pandemia del siglo XXI. Pero la influenza A H1N1 no puso en cuarentena ciudades o naciones enteras.

En algunos países, los viajeros eran examinados, se aislaron casos sospechosos e incluso se suspendieron las clases, pero la propagación de ese virus prácticamente no paralizó a algunas de las economías más grandes del mundo como vemos ahora.

China, Francia, España, Italia, India y Reino Unido han tomado medidas drásticas para frenar el progreso de SARS-CoV-2, el nombre oficial del nuevo coronavirus.

¿Están justificadas estas respuestas drásticas al nuevo coronavirus? ¿O se exagera?

Los médicos, virólogos y economistas consultados por BBC Brasil dicen que estas medidas son extremadamente necesarias en este momento, porque el SARS-CoV-2 tiene características diferentes al H1N1, y ha causado una pandemia más grave, contra la cual no tenemos armas más que el aislamiento social.

¿Qué diferencia al SARS-CoV-2 del H1N1?

El nuevo coronavirus es más transmisible que el H1N1…

En abril de 2009, se identificó el H1N1, un subtipo sin precedentes de virus de influenza que causa gripe, en México y Estados Unidos. Cuatro meses después, se había extendido a más de 120 países y había enfermado a decenas de miles de personas. Al igual que SARS-CoV-2, el nuevo H1N1 se transmitió al toser y estornudar o por contacto directo con una persona infectada y con secreciones respiratorias.

Pero el A-H1N1 era dos veces menos transmisible que el nuevo coronavirus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una persona con H1N1 pudo infectar de 1,2 a 1,6 personas.

El índice de SARS-CoV-2 varía ampliamente de un lugar a otro. Pero un estudio reciente, utilizado como referencia por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en Europa, revisó 12 investigaciones sobre el tema y encontró una tasa promedio de contagio de 2,79 personas.

La OMS estima que la tasa de mortalidad del SARS-CoV-2 es del 3,4% (del número total de pacientes). Fernando Spilki, presidente de la Sociedad Brasileña de Virología (SBV), dice que es aún mayor en algunas regiones del mundo.

En casi 16 meses de la pandemia de A-H1N1, la organización contabilizó más de 493.000 casos confirmados y 18.600 muertes. La pandemia actual aún no lleva tres meses y ya ha excedido ese el número de contagios y víctimas fatales de la anterior.

En menos de tres meses, la pandemia del Sars-Cov-2 ya superó a la del H1N1 en contagios y muertes.

Hasta el 31 de marzo, la OMS había registrado 750.890 casos confirmados y 36.405 muertes. Un tercer factor es importante para explicar los números de esta pandemia en comparación con 2009: ninguna persona tiene inmunidad contra el SARS-CoV-2, a diferencia del H1N1, que afectó a menos personas mayores que una gripe común.

CON INFORMACIÓN DE LA BBC

Te puede interesar:

Tags

Lo Último


Te recomendamos