Ecuatoriano lidera el proyecto para desarrollar un resucitador cardiopulmonar de bajo costo

Por Sandra Zambrano

Jorge Alfredo Uquillas, investigador científico ecuatoriano que recién se unió a la Universidad Técnica de Eindhoven en Holanda, lidera el proyecto para desarrollar un resucitador cardiopulmonar de bajo costo junto con los estudiantes del proyecto EPICS de Purdue University en Indiana, Estados Unidos. 

Jorge Uquillas junto a sus estudiantes Elyssia Wellington, Dr. Jorge Alfredo Uquillas, Shreya Kurdukar, Cole Kniffen, Corina Capuano, Ricardo Suárez / Cortesía

Uquillas trabaja en un modelo que denomina democratizar la salud,"es enfocarte en el desarrollo de tecnología médica que sea de bajo costo, eficiente y segura. Una herramienta para que el médico pueda diagnosticar y modificar algún procedimiento que se utiliza en el hospital, en el centro de salud o en una ambulancia". 

Este tipo de forma de democratización de la salud está basada en un modelo que se llama MIT Hacking Medicine. Partiendo de este concepto surgió la idea de un resucitador cardiovascular de bajo costo. 

recisutador cardiovascular

¿Cómo nació la idea? 

El investigador ecuatoriano menciona que "en 2016, durante el terremoto, una de las cosas que más me impresionó fue el hecho de que si tienes un paciente que cae en un paro cardiorespiratorio para reanimarlo tienes que darle un masaje cardiopulmonar, el RCP. Sin embargo, es un ejercicio fuerte y demandante físicamente. Después de hacerlo 5 minutos estas exhausto y las guías de resucitación cardiopulmonar te dicen que debes dar por 45 minutos y nadie podría dar 110 pulsaciones por minuto. A veces lo hacen dos personas, pero si se deja de hacer bien, el paciente no sobrevive".

Junto con mis estudiantes nos conectamos con las universidades y empezamos a desarrollar este resucitador cardiopulmonar automático de bajo costo.

Más detalles 

Este equipo permite hacer un masaje cardiopulmonar manteniendo los 100 – 120 pulsos por minuto, es portable y se puede cargar con la batería de un auto. La producción es de bajo costo, aproximadamente de 500 dólares, este tipo de implementos en el mercado cuesta alrededor de USD 15 mil. 

Apoyo y alianzas

Se empezaron a unir con IEEE que es la organización de ingeniería más grande del mundo. También con el hospital Axiss que les abrió las puertas para el desarrollo tecnológico en Ecuador.

Además, con la Cámara de Industrias y Producción. "Nos interesa conseguir financiamiento para desarrollar un proyecto de estas categorías", afirma el científico ecuatoriano.

Otro aliado importante HUB UIO, la unión de 5 universidades para desarrollar tecnología, financiado por la Senescyt. "La universidad tiene un reto de crear tecnología para solucionar problemas, en este caso médicos, de la sociedad ecuatoriana. Es una deuda que tenemos el académico local", opina Uquillas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo