Dentro de los porcentajes de población de adultos mayores en Ecuador, las mujeres ocupan una mayor proporción respecto a los hombres, según datos de 2018 del INEC.

Ante estas cifras, el doctor Horacio Rodríguez, jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Metropolitano, conversó con diario Metro Ecuador para dar algunas directrices que permitan llevar una vida saludable y desmentir algunos mitos sobre la vejez.

Para Rodríguez, tan solo el 30% de lo que somos en la vejez depende de nuestra carga genética; mientras que el otro 70% corresponde a la forma en la que hemos cuidado nuestra salud durante toda nuestra vida:

“Muchas cosas se creen que son normales del envejecimiento y no lo son. Existen personas que logran un envejecimiento exitoso”, sostiene.

¿Cómo debemos entender al envejecimiento?

El envejecimiento es un proceso que inicia desde la niñez y va dejando ciertas huellas o daños que inicialmente el organismo se encarga de compensar.

Conforme vamos envejeciendo, las reservas se van agotando y la persona se va haciendo frágil e inestable, en el sentido en que los órganos pueden ser competentes mientras todo funciona bien. Sin embargo, el daño de un órgano especifico, puede desencadenar perjuicios en otros órganos o sistemas de nuestro cuerpo.

¿Cómo debemos prevenir problemas en la salud?

Definitivamente la gente tiene que entender que cada vez vamos a vivir más; entonces, lo importante no es solamente vivir más tiempo, sino vivir ese tiempo con calidad.

Ante esto, aparecen los chequeos que nos sirven para diagnosticar tempranamente problemas que pueden tener un buen tratamiento y no ocasionar dificultades a largo plazo.

En la prevención existen tres fases importantes que deben ser tomadas en cuenta: la prevención primaria, secundaria y terciaria. La primaria se enfoca en evitar que se produzca una enfermedad o diagnosticarla precozmente, aunque no presentemos síntomas.

La secundaria permite, en caso de tener una dolencia, evitar que esta nos haga más daño; finalmente, la terciaria busca evitar que las secuelas de una enfermedad sean devastadoras o produzcan grandes discapacidades.

Cada una de estas fases nos permiten tener una vejez más llevadera, tratando de buscar siempre la solución a cada uno de estos padecimientos.

¿Qué aspectos de nuestra salud debemos cuidar?

Existen tres aspectos dentro de la salud que deben ser cuidados: lo físico, lo mental y lo social. Por una parte lo físico, tiene que ir atado a la práctica diaria de ejercicio que no necesariamente tiene que ser a nivel competitivo, sino que tranquilamente puede ser de índole recreativo. Lo mínimo aconsejado es caminar 30 minutos 5 veces por semana.

Lo mental, puede ser fortalecido con lectura y el aprendizaje de destrezas y conocimientos nuevos que permitan desarrollar capacidades cognitivas y fortalecer el pensamiento.

Finalmente, en lo social, que se refiere al vínculo familiar y la relación con otros seres humanos, debemos entender que puede existir aislamiento por parte de la sociedad hacia estas personas; así como también que algunos adultos mayores se aíslan de la sociedad, y que ambas situaciones deben ser rechazadas y evitadas a todo costa. Nuestra correcta actitud frente a esta población debe ser eludir el abandono o la sobreprotección, pues los dos extremos pueden generar problemas innecesarios de dependencia física y emocional.

Los adultos mayores deben entender que son parte de los pocos individuos que han logrado triunfar sobre la muerte, y la sociedad debe admirarlos, respetarlos y agradecer su esfuerzo, ya que ha sido parte fundamental de lo que somos o tenemos en la actualidad.

Lactancia materna: Una conexión de por vida con tu bebé

En la semana de la lactancia materna, entérese más sobre esta etapa entre madres e hijos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo