La ardua tarea de ser madre no solo implica el cuidado de sus hijos, sino que conlleva una serie de actividades que son el resultado del profundo amor que tienen hacia nosotros. En esta ocasión, un punto que ha llamado la atención ha sido entender la forma en la que ellas actúan frente a diferentes situaciones y las razones por las que tienen ese carácter.

Frases como "Yo soy tu madre" o "Te conozco porque te di la vida" son muy comunes porque crecimos escuchándolas, al igual que nuestras madres lo escucharon de nuestras abuelas. Las generaciones han cambiado y el uso de la tecnología también ha permitido que muchas de estas frases sigan estando presentes en muchas ocasiones. Es por esto, que buscamos a alguien que nos facilite una explicación que nos permita entender los comportamientos que nuestras madres mantienen con el paso del tiempo.

La psicóloga clínica Ana Carrión, sostiene que el carácter y la personalidad de una madre se forma dependiendo de cómo esta ha sido criada.

"Solemos inconscientemente adquirir características por cómo nos criaron nuestras madres, ya sea en dichos, costumbres o formas de actuar"

Todas estas características de las que habla la especialista, han permitido que se conozcan diferentes tipos de madres, entre las que destacamos: madres sobreprotectores, sobrecontroladorasmadres perfeccionistasmadres posesivasmadres afectuosas, entre otras. Sin embargo, ahora nos enfrentamos a un fenómeno en el que vemos cómo han ido evolucionando las madres con el paso del tiempo y cómo han ido cambiando sus prácticas.

Madre tecnológica

La tecnología ha sido parte importante de este cambio y ahora tenemos a generaciones diariamente conectadas a internet que cumplen con diferentes roles a parte de ser madres: millennials (quienes tienen hoy entre 19 y 35 años), centennials (hasta 18 años).

Una madre tecnológica (High Tech Moms), es aquella que aprovecha  las ventajas que ofrece la tecnología para comunicarse y entretener su vida y la de su familia, además de ganar experiencia para estar al día con el manejo de internet y estar a la par con sus hijos.

Como evidencia de esta realidad, hoy existen desde la etapa prenatal una malla de ejercicios de estimulación para los bebés. De esto se trata el llamado Efecto Mozart.

Los beneficios de este procedimiento se evidenciaron en el libro llamado 'El efecto de Mozart para Niños' de Don Cambell. En el texto se explica que la música de Mozart es pura, simple, misteriosa y accesible, ingredientes que estimulan las neuronas de crecimiento en los niños.

Según Campbell, la música alienta las conexiones neuronales en el cerebro del bebé, desde la décima octava semana de gestación. Cuando el neonato nace y crece “la música estimula y mejora su fisiología, su inteligencia y su comportamiento”.

Profesionales en estimulación temprana sugieren que las madres pueden colocar música a sus hijos a través de amplificadores. Marcas como Movistar entienden el significado de la tecnología y forja estas conexiones humanas a través de ella, por eso en el Día de la Madre, regala a sus clientes un parlante.

RECORRIMOS LAS CALLES DE QUITO

Gracias a un recorrido que realizamos en las calles de la capital, pudimos conversar con madres que nos contaron cómo utilizan la tecnología para velar por sus hijos. En su mayoría expresaron que el hecho de poder realizar una video-llamada, enviar un mensaje o hacer una llamada de voz, se ha convertido en una parte importante de su diario vivir que les permite tener más cerca a sus 'pequeños' y ayudarles con diferentes tareas de ser el caso.

Cada una de estas precisiones, nos ayudan a entender el comportamiento de nuestras madres en estos tiempos. A pesar de todo, su preocupación por nuestro bienestar, su amor hacia nosotros y su fuerza para sacarnos adelante, son solo pocas cualidades que podemos nombrar del ser que nos dio la vida, de aquella persona a la que no le importa lo mal que te vaya, siempre estará allí porque "madre es madre y hay una sola".

Te puede interesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo