Emaseo aclara acusación de mal manejo de animales muertos en Quito

¿Qué pasa con el manejo de los restos de animales muertos que son recogidos de las calles de Quito? Emaseo aclara una una denuncia que se viralizó en redes.

Por Andrea Martinez

A través de un video publicado en Facebook por el concejal Mario Guayasamín, se denuncia fallas en el manejo del proyecto Animales al Cielo, al mencionar que los cuerpos de de animales muertos que son recogidos del espacio público no están siendo incinerados y sus restos se están mezclando con la basura común.

Guayasamín indica que "el incinerador está fuera de servicio a dos años de iniciado el proyecto. Los animales muertos se mezclan con la basura común". El video se ha viralizado en redes sociales, y ha sido compartido cerca de tres mil ocasiones.

 

 

¿Por qué no funciona el incinerador?

El incinerador del proyecto “Animales al Cielo” estaba destinado exclusivamente para cremar los cadáveres de la fauna urbana que se encuentran en las calles de la ciudad, con el objetivo de mejorar la calidad ambiental y salud de los habitantes del DMQ.

Emaseo indica que, una vez analizadas las características y capacidad del incinerador se determinó que es posible ampliar sus aplicaciones para el tratamiento final de medicinas caducadas y desechos anatomopatológicos (tejidos, órganos o fluidos humanos), con el afán de aprovechar al máximo su servicio.

Esto generó una modificación en los parámetros técnicos a ser presentados a la Autoridad Ambiental Nacional, con el fin de incluir estos nuevos componentes en el trámite que se realiza a través del Sistema Único de Información Ambiental.

Esto genera una ampliación en el plazo de ingreso de los documentos pertinentes tendientes a la obtención de la licencia ambiental, y un pare temporal en el funcionamiento del incinerador, conforme las disposiciones de la Autoridad Ambiental Nacional.

¿En qué condiciones opera el proyecto actualmente?

Emaseo indica que para continuar con el proyecto “Animales al Cielo”, Emgirs- EP mantiene el tratamiento técnico adecuado para los cadáveres de fauna urbana, que consiste en enterrarlos en celdas especiales con cal en el Relleno Sanitario de El Inga, como medida provisional.

En cuanto al funcionamiento del vehículo frigorífico de "Animales al Cielo", la entidad municipal explicó que la unidad se encuentra en mantenimiento, pero "la recolección de cadáveres de fauna urbana no se ha suspendido en ningún momento y se concreta, provisionalmente, con otro vehículo de la flota".

Además, se indicó que los parámetros de seguridad e higiene (personal con indumentaria adecuada; cadáveres en fundas individuales y con cal) se siguen implementando.

 

El dato:

Desde junio de 2016, la brigada de "Animales al Cielo" ha recogido 5.000 cuerpos de fauna urbana, aproximadamente, y se han incinerado alrededor de 50 toneladas en peso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo