Una joven se arranca los ojos por sufrir alucinaciones

Kaylee Muthart, de 20 años se arrancaba los dos ojos con sus propias manos mientras sufría una alucinación inducida por las drogas.

Por Agencias

La madre de Kaylee Muthart, fue quien descubrió a su hija sacándose los ojos con las manos el pasado seis de febrero. La madre habló con la revista People sobre la recuperación de su hija y advierte a otros sobre los peligros de las drogas.

Kaylee fue descubierta en Anderson, Carolina del Sur, EE.UU., cuando se arrancaba los dos ojos con sus propias manos en una alucinación inducida por drogas. En su delirio, la joven rechazó la ayuda de los viandantes que intentaron detenerla.

Reacción de la madre

Cuando llegó la madre de Kaylee, los médicos le dieron la noticia de que su hija estaba completamente ciega. “Fue una lucha, ni siquiera puedo explicar esa sensación cuando me enteré, fue horrible”, explica a People Katy Tompkins, madre de Kaylee.

Kaylee comenzó a tomar metanfetamina, un estimulante ilegal que aumenta la cantidad de dopamina en el cerebro, unos seis meses antes de que ocurriera el horrible incidente, comentó la madre de Kaylee.

“Esto es algo que nunca piensas que va a sucederte, pero puede pasar”, explica Tompkins. “Muchas de las madres con las que hablé tienen hijos que han sido adictos a la heroína durante 10 o 15 años y les pregunto: '¿Cómo lo lograron?'. Mi hija lo hizo durante seis meses y literalmente me destrozó”. ABC

Te puede interesar

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo