Videos de tipos de estudiantes: ¿Positivos o negativos?

Esto se ha hecho visible con los video virales de Pocho Alexander, un youtuber que empleó su experiencia en universidades y con sus amigos para producir videos que, colgados en redes sociales, han logrado gran repercusión.

Por Bianca Ricaurte

La comedia puede provocar alegrías, servir de denuncia y no agradar a todos por su contenido y manejo.

Esto se ha hecho visible con los video virales de Pocho Alexander, un youtuber que empleó su experiencia en universidades y con sus amigos para producir videos que, colgados en redes sociales, han logrado repercusión.

¿De qué videos hablamos?

"Expedientes universitarios".  Estos materiales audiovisuales son cómicos y acogen 'estereotipos' de estudiantes de las diferentes universidades de Quito.

Así lo explica el mismo Pocho (David Pazmiño), quien asegura que con su trabajo cumple un sueño y trata de crear una reacción positiva.

"Lo que queremos nosotros es llegar al target universitario. En realidad nuestro fin es algo bastante positivo; no tiene que ver  con el hecho de burlarte de alguna universidad, sino de hacer ver algunas falencias o cosas en las que caen los alumnos por los estereotipos que tienen. Por ejemplo, hay muchas personas que defienden a la Central (UCE), pero nosotros hacemos los videos para todas las universidades".

Por otra parte, Pocho también asegura que sus videos han servido de alivio para estudiantes que viven estresados por sus obligaciones diarias.

Sin embargo, esta idea no es tan compartida por representantes estudiantiles que ha visto el material audiovisual y no notaron la intención manifestada por Pazmiño.

María Fenanda García, Directora de Comunicación de FEUCE-Q (Asociación de estudiantes de la PUCE), explicó este contenido puede parecer cómico a primer vista, pero que  por dentro "existen muchas problemáticas" y se estaría haciendo que estas incrementen.

Para García, los videos son  un "arma de doble filo" cuya interpretación dependerá de la persona que vea el clip, pues se requiere de filtros y disernimiento:

"Hay quienes van a verlo con un sentido crítico y van a decir 'no, nosotros no somos así y podemos modificar nuestro comportamiento y hacer que las cosas positivas se realcen, y no los temas negativas"".

Aunque reconoce que este tipo de videos pueden ser divertidos, sostuvo que si lo que se busca es provocar una reacción diferente  se deberían tener en cuenta otros recursos.

Opinión similar tiene Adrián Granja, vicepresidente de FedeUte. Él  sostuvo que, sin el contexto adecuado, el video puede parecer 'malicioso'.

"Ya una vez que uno termina la carrera y salimos al campo laboral, tal vez nos veríamos afectado porque esto, como es viral y sabemos que las redes sociales son muy poderosos, nos podría afectar para cuando nos ayuden con algún trabajo. Es bastante perjudicial", sostuvo Granja.

De hecho, la preocupación por la 'fama' de que los alumnos de la UTE son consumidores de alcohol ha preocupado a su asociación de estudiantes y han propuesto al rector de su institución iniciar la campaña 'UTE no es plute'.

No obstante, el representante estudiantil, al conocer la intención de Pocho destaca que apoya las iniciativas;  pero que a su criterio requiere de más contexto para comprender el enfoque del video.

"Si la iniciativa del autor de estos videos es en este enfoque, de vislumbrar los estereotipos, pues sería bueno darlo a entender de otra forma. Para mí la iniciativa es muy buena siempre y cuando tengamos el enfoque a que los estudiantes rompan esos estereotipos de cómo no ven otras universidades o cómo nos ven las otras personas", explicó.

Empero, las apreciaciones de los dirigentes estudiantiles no coinciden con las cifras con las que cuenta David Pazmiño. Él destaca que apenas un 5% de los usuarios han tenido una reacción negativa hacia los videos.

De hecho, él mismo dio pruebas para varias universidades de Quito y ha estudiado en dos instituciones de educación superior – UDLA y USFQ -, por lo que considera que él ha vivido estos estereotipos de primera mano.

"No tiene que ver que yo sea de una universidad o no. Por ejemplo, ahorita estos videos han llegado a miles de personas y no tiene que ver de qué universidad soy, ni nada, sino que es el talento. Tú le haces a la universidad, la universidad no te hace a ti", explicó Pocho.

Sobre el mismo tema, detalló que aunque sí se exageran los personajes, debido a las exigencias de la comedia, el reírse de uno mismo también puede causar un efecto positivo en las percepciones sobre los estudiantes: "Son estereotipos que nosotros mismos hemos labrado. No es que, precisamente, las tras personas las califican así porque están enojados o porque quieren hundirnos, la verdad no es así. Quisimos hacer un espejo de mírate como tú eres, mírame tal cuál yo soy. Exageramos un poco por el tema del humor, sí, pero a la final nuestro fin es que ellos se den cuenta de sus propios errores, que se rían. La mejor terapia es reírse de uno mismo y sobre todo que no valoren a la universidad en la que están o a la otra universidad en la que no están, sino que se valoren ellos mismos como personas, para que no jueguen con estereotipos, sino con su persona".

Al respecto, profesores universitarios también opinaron. Freddy Ayala, docente de la Universidad Central, explicó que toda representación tendrá un impacto y agregó que la forma en la que se percibirá depende de el ámbito cultural y cómo una sociedad se construye y se va educando.

Para Ayala, la reacción de los diferentes actores en este caso puede responder de forma similar a la que explicaban los dirigente universitarios, así como según lo explicado por el autor del video.

"Todo lo que llega a una pantalla o a una representación, puede ser visual, fotográfica, va a tener un impacto en los espectadores. Mucho más cuando no existe un nivel de educación necesario para absorber este tipo de imágenes. Entonces va a transformar la forma de ver el cómo debe ser un estudiante, como sería el estudiante de ahora (…)  A la larga si puede pasar que una representación puede poner en evidencia, puede poner como en denuncia, puede vislumbrar algo que está oculto. Creo que cumple a veces, en cierto sentido, las dos funciones, pero todo depende del nivel social y cultural que tiene el espectador", explicó el docente.

De distinta forma, Albert Rodríguez, docente de la UTE, manifestó su preocupación acerca de que este tipo de representaciones puedan tener consecuencias al momento en que el estudiante empiece su búsqueda laboral.

"Creo que este tipo de video pueden ser dañinos, dañar la imagen de universidades, personas, de gente. Por este mismo tipo de contenidos incluso podrían tener dificultades para conseguir trabajo (…) Si la idea es hacer reír a la gente, pues me parece perfecto, pero debería aclararse en el video que los profesionales de cada universidad no son lo que se muestran", sostuvo.

Pero, ¿realmente los 'prestigios' de cada una de las universidades pueden ser trascendentales al momento de una contratación laboral?

Si bien no se puede establecer qué sucederá en el futuro, actualmente el centro educativo del que provengan los profesionales no serían un factor decisivo al momento de una contratación.

Así lo explica Mariana Alarcón, Gerente en consultoría en Talent Search, una empresa consultora de selección de recursos humanos.

Alarcón detalló que el paso más importante al momento de seleccionar a una personas no es la universidad de la que viene, sino, en muchas ocasiones, la entrevista laboral en persona.

Aunque reconoce que, de acuerdo con su experiencia, las escuelas politécnicas se han destacado en la búsqueda de perfiles de ingenieros o carreras técnicas.

No obstante, existen otros factores que pueden importar más al momento de la contratación, como el nivel de inglés, la experiencia que tenga en ámbitos relacionados, su conocimiento y el perfil buscado.

"Todas las universidades son valiosas y nos ha tocado, de cualquier universidad, procesos de selección en donde nos ha tocado gente muy buena. Ya depende de la persona, el puesto y el entorno", detalla Alarcón.

Sin embargo, sí existen empleadores que tienen preferencia por profesionales de ciertas universidades. Se destacó que este fenómeno no es frecuente, no es estricto y que está más relacionado con la experiencia que han tenido con los trabajadores de dichos centros educativos, así como la escuela que reciben , por el tipo de educación, que con la universidad de la que vengan en sí.

Pocho coincide con Alarcón. Aunque él mismo confiesa haber sido influenciado por el prestigio al momento de elegir dónde estudiar, hoy destaca que cada universidad tiene sus virtudes.

"No depende de la universidad sino del estudiante, lo que queremos es que comprendan el mensaje oculto, cada universidad tiene virtudes y falencias y es de inteligentes poder reconocerlas y cambiarlas (…) Las empresas no deben dejarse guiar por estereotipos, todos nos hemos graduado de alguna de estas universidades y sería ilógico solo tachar los errores de una sola, por eso las ponemos en conjunto", sostiene.

El plan de Pazmiño no es quedarse en los temas de universidades. Él, junto a su primo Martin Apunte 'Tincho' – el que actúa – ahora preparan un tema de entrevistas laborales.

Su trabajo, actual y antiguo, más allá de las críticas o cuestionamientos, ha tenido éxito contando con millones de reproducciones y lo han llevado a que incluso lo nominen al premio Monster Music Awards de 2017, como uno de los mejores youtubers más reconocidos de 2017.

Actualmente, Pocho se autodenomina youtuber a tiempo completo, vive de su impacto en YouTube y Facebook y con este trabajo, logra pagar sus estudios en la UDLA.

Sobre Pocho y los videos universitarios:

David Pazmiño empezó a hacer videos desde hace 6 años, pero recién hace 2 años habría despegado y habría logrado impactar internacionalmente.

Desde 'pequeño' le gustaba actuar y su padre le compró su primera cámara cuando aún estaba en el colegio. Poco a poco fue adquiriendo más artículos para mejorar sus grabaciones.

En 2012 formó un equipo con su primo y 3 amigos y, con ellos decidieron hacer videos de 'cosas chistosas': tipos de amigos, tipos de personas cuando terminan una relación.

"Como yo ya estaba en la San Francisco en administración y mi primo iba a empezar la universidad en la UDLA, entonces nosotros dijimos bueno hagamos de esto", relató Pazmiño.

Las pruebas de ingreso fue lo que llamó la atención de los creativos debido a que ellos mismo habían sufrido de los rumores y las dificultades de dichos exámenes; sin embargo ese video 'nadie lo vio'.

Con la idea en la cabeza, Pocho dejó la USFQ y se cambió a la UDLA, en donde siguió con su línea de humor y creo Memes UDLA, al notar que esta universidad no contaba con una página similar en Facebook.

"Llegamos a 17 mil seguidores en memes UDLA. Entonces fue casi un éxito, a mí me decían el chico de los memes, algunos sí me mencionaban como Pocho. Era un poco reconocido en la universidad más que nada". recordó.

Aún conservando la idea de las universidades, un día la mezcló con 'Los expedientes secretos X' y entonces bautizaron este proyecto como 'Expedientes universitarios'.

"Decidimos hacerlos de las 8 universidades más reconocidas de Quito. Claro, hay otras, como la de Los Hemisferios, la UTPL, la UIDE y la SEK, que todavía no las hemos hecho porque no hay mucho alumno que pueda compartir el video, sin embargo tenemos pensado hacerlo", dijo.

Ahora, la idea de Pocho es "dar consejos universitarios" y llegar a más audiencia universitaria.

"Las universidades en las que he estado, algunos años en los estudios entre cambios y conocimiento, me han ayudado a conocer a cada individuo de cada universidad. Es curioso, pero cada personaje tiene características únicas y originales que los hacen graciosos y especiales. Nosotros le agregamos un poco de nuestra salsa y una pizca de exageración y el resultado agrada al estudiante universitario quiteño", finalizó.

Te puede interesar:

Loading...
Revisa el siguiente artículo