Riesgos de jugar Carnaval con agua de las piletas

Utilizar las piletas del espacio público para el tradicional juego de Carnaval no es aconsejable debido a las condiciones sanitarias en las que se encuentra el líquido vital.

Por Andrea Martinez

Este viernes 3 de enero, la laguna de la Alameda fue el escenario de la antesala del Carnaval en Quito. Varios estudiantes acudieron al lugar para utilizar el agua de la laguna para el acostumbrado juego de Carnaval y el hecho fue registrado en redes sociales, a través de Facebook.

 

Sin embargo, ¿Qué tan saludable es utilizar el agua de estos espacios públicos en fechas como Carnaval? Carlos Espinosa, gerente de operaciones de la Empresa Metropolitana de Agua Potable, explicó a Metro la diferencia entre el agua potable empleada para espacios ornamentales y el agua corriente que pasa por tubería.

 

“Las piletas de Quito son espacios públicos ornamentales, recreativos. Es agua que está recirculando pero no es agua corriente, es decir, no es agua conducida por tuberías. El agua potable a las 48 horas de estar en un ambiente abierto empieza a perder su cloro residual, que es el producto que la Epmaps coloca en el agua para garantizar la calidad sanitaria del líquido vital. El agua que está en una pileta, enseguida empieza a perder esa condición de ser apta para el consumo. No es aconsejable ingresar a las piletas o utilizar esa agua para beber”, indicó.

 

En su lugar, el agua que es transportada por tuberías hacia las conexiones domiciliarias es tratada por las 20 plantas que posee la Epmaps en el Distrito, la cual cumple con los 66 parámetros de la norma INEN 1108 y de ahí por los más de 400 tanques destinados para este proceso. Con ello, el agua se mantiene con calidad sanitaria ya que contiene cloro residual, cantidad suficiente para que al momento de consumirse se pueda garantiza la salud de las personas. “Mientras esa sustancia permanezca en el agua no existe proliferación de microorganismos”, indicó el funcionario.

Espinosa hizo énfasis en que la Epmaps realiza una campaña permanente para que la ciudadanía actúe con conciencia y no desperdicie el recurso. "Hemos mejorado y se ha evidenciado la disminución del juego con Carnaval con agua. En esta fecha no se dispara el consumo de agua en febrero aunque sí sube respecto al promedio del año, sin contar verano".

Las campañas sobre el buen uso del agua potable van enfocados a que este es un recurso valioso, agotable y de todos, por lo que hay que evitar el desperdicio.

Loading...
Revisa el siguiente artículo