Manos de inmigrantes, esenciales en la agricultura de EE.UU.

Dicha industria peligra ante la amenaza de deportaciones, construcción de un muro y renegociación de acuerdo con México

Por Metro Ecuador

La construcción de un muro en la frontera de México y Estados Unidos, la deportación masiva de inmigrantes indocumentados y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, podría causar serios problemas a la industria agrícola de Estados Unidos.

De acuerdo a la Federación de Oficinas Agrícolas Americanas, entre el 50 y el 70 por ciento de la mano de obra agrícola fuerte contratada –unos 1.5 a 2 millones de trabajadores– está compuesta por trabajadores no autorizados o inmigrantes indocumentados.

Según un estudio del Pew Research Center, en Estados Unidos hay 11.1 millones de inmigrantes indocumentados, de acuerdo a datos recolectados en el año 2014. Se estimó que el 52% de los indocumentados son de origen mexicano.

Del total de 11.1, unos 8 millones están insertados en la clase laboral del país o en busca de empleo. Un 26% de esos 8 millones es empleado por la industria agrícola del país.

 

¿Qué dicen los agricultores?

Perder acceso a los empleados indocumentados sería perjudicial para la industria del país, indicó la Federación, que representa un gran número de productores agrícolas estadounidenses.

“La producción agrícola caería entre $30 y  $60 mil millones y los precios en las tiendas aumentarían de cinco a seis por ciento para los consumidores”, aseguró en una publicación en su portal cibernético.

“Nadie puede pensar en unos Estados Unidos prósperos económicamente dependiendo como se depende en la nación de una industria agrícola, por darte un ejemplo de gran proporción, sin los brazos y sin las manos de los trabajadores inmigrantes, muchos de los cuales son ilegales”, apuntó el doctor Ángel Rosa, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez, en entrevista con Metro World News.

“La economía de los Estados Unidos, por lo menos del suroeste del país como los estados de California y Texas, se han nutrido en gran proporción del trabajo de estos trabajadores que cruzan la frontera”, añadió el experto.

Por eso la Federación defiende que en lugar de que se deporten a los inmigrantes indocumentados, se les otorguen visas de trabajadores al menos de la industria agrícola.

 

¿Qué ha hecho Trump?

El presidente de Estado Unidos, Donald Trump, no ha dejado claro cuál será su política respecto al total de los inmigrantes indocumentados en el país.

Sin embargo, en menos de dos semanas desde que juramentó, ha firmado varias órdenes ejecutivas que afectan directamente a los inmigrantes sin papales legales.

Trump amenazó a través de una orden con retirar fondos federales a todas las ciudades estadounidenses que sirvieran como “santuarios” para indocumentados y se negarán a proveer información sobre dicha comunidad a las autoridades federales.

Además, ordenó la contratación de 10 mil nuevos funcionarios de Inmigración y Aduana y el aumento de 5 mil agentes de la Patrulla Fronteriza.

Posterior a la firma de las órdenes, en conferencia de prensa dijo que los indocumentados “criminales, narcotraficantes” saldrían de inmediato de Estados Unidos.

Una de las órdenes también dio paso a la planificación oficial de un muro en la frontera con México. Dicho muro aún no tiene una fecha específica de comienzo de construcción.

Sin embargo, el secretario de prensa de Casa Blanca, dijo la pasada semana que el presidente estaba considerando –entre otras opciones– implantar un impuesto de 20% a las importaciones de México para pagar la pared en la frontera. También se ha hablado de impones impuestos a los envíos de remeses de Estados Unidos a México.

“Si se hiciera, va a tener un efecto sobre la industria financiera de los Estados Unidos. Tenemos que entender que las relaciones con México, sean formales o no, generan en los Estados Unidos actividad económica importante”, dijo Rosa.

 

¿Qué dice México?

Trump ha dicho que de cualquier manera México tendrá que pagar por el muro, mientras el gobierno mexicano ha reiterado que no pagará dicha construcción.

El anuncio del proyecto en la frontera, así como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés) –específicamente los intercambios de Estados Unidos con México–, han disparado las tensiones entre ambos países.

De acuerdo a Trump, Estados Unidos cuenta con un déficit de $60 billones respecto a México en dicho acuerdo, aunque no se ha mostrado información oficial respecto a los números.

En virtud del Tratado que entró en vigor el 1994, México se ha convertido en uno de los principales socios comerciales del país. Por ejemplo, es uno de los tres principales mercados de la industria agrícola de Estados Unidos.

Por ejemplo, de acuerdo a Colorado Independent, México importó más de mil millones de dólares en productos de Colorado en 2015, incluyendo productos agrícolas como la carne de vacuno fresca y congelada.

México importó más de mil millones de dólares en productos de Colorado en 2015, incluyendo productos agrícolas, según el Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dijo el 1ro de febrero que habrá un periodo de 90 días para consultas con los sectores productivos de México y EE.UU. sobre los cambios al NAFTA. Luego de ese periodo, comenzará propiamente la negociación para actualizar el acuerdo.

 

Por: David Cordero Mercado / Metro World News

Loading...
Revisa el siguiente artículo