Tragedia en el tobogán acuático más alto del mundo

Murió un adolescente de 12 años y la policía lo calificó como un "accidente". La atracción, que figura en el Guinness, tiene una altura equivalente a 17 pisos.

Por metro

Un niño de 12 años de edad, ha muerto este domingo en el parque acuático Schlitterbahn en la ciudad de Kansas City (EE.UU.), informa el periódico ‘The Kansas City Star’, citando al portavoz de la Policía local, Cameron Morgan.

Según el comunicado oficial de las autoridades , el joven murió en el Verrückt, que significa loco en alemán, un tobogán de 51 metros, equivalente a una altura de un edificio de 17 pisos, considerado el más alto en el mundo por el Libro Guinness de los Récords.

Durante su trayecto una balsa con tres personas alcanza una velocidad de 97-112 kilómetros por hora. Según la página web del parque se debe tener una estatura mínima de 1,37 metros.

El parque ha sido cerrado después del accidente. Las circunstancias de la muerte del adolescente están siendo investigadas. 

El siguiente video muestra cómo es uno de los toboganes del parque 

Otro caso que pudo terminar en tragedia similar, fue el de David Salmon. Este video fue capturado justo en el momento en que baja por un tobogán de un recinto privado cuando en una curva sale disparado por la inercia hacia afuera del conducto cayendo a toda velocidad por un risco pedregoso. El afortunado joven sobrevivió pero quedo con fracturas en sus brazos y sus costillas, además de multiples lesiones. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo