5 consejos para que tu mascota no llore al quedar solo

Por Metro

var VideoTV=”joBSCPO8B/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/estilo-de-vida/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

Después de adoptar una mascota y llevarla a su nuevo hogar, sus nuevos dueños son responsables de toda su crianza y desarrollo. El amor que expresan hacia ellos crea vínculos tan fuertes que en ocasiones es inevitable que se vuelvan dependientes de sus dueños.

Por lo general, las ausencias prologandas en casa puede generar en ellos estrés y sus dueños no pueden salir de casa sin que ellos no lloren. Para sobrellevar esta situación, estos consejos te ayudarán para que no mascota no llore al quedar solo en casa:

1. Evitar dejarlo solo:

Los perros son como niños, por lo tanto, se comportan como tal. A ellos les cuesta mucho ser obedientes y más si los engríes. Por esto que no es recomendable dejar a tu mascota tanto tiempo solo, siempre debe haber alguien que lo mire de vez en cuando. Si no te queda otra, por trabajo y/o estudios, bueno, tendrás que evitar que pase muchas horas solo (es por eso que es tan importante pensarlo muy bien antes de adoptar un perrito). 

2. Acostúmbralo a sus juguetes favoritos:

Debes identificar cuáles son los juguetes que más le divierten. Siempre que salgas, déjaselos a mano, para que sepan que se pueden entretener si están solos. Cada vez que puedas, juega con él y ocupa diferentes estímulos que le sirvan para liberar esa energía desbordante que tienen cuando son pequeños. Acostúmbralo a estas conductas, para que las repita cuando quede solo.

Este punto es súper importante, porque uno comete el error de consentir mucho a nuestras mascotas. Si lo acostumbras, hará de todo por conseguir tu atención. La solución es dejar también que pase tiempo a solas, (no mucho) no lo lleves a todas partes contigo, a menos que realmente las circunstancias te lo permitan, porque esto generará una dependencia absoluta. Cuando llore, para conseguir algo, déjalo un buen rato y enséñale que tú mandas.

4. No te despidas ni lo saludes: 

Cuando te vayas, no te despidas, esto le genera ansiedad, haz como si nada y simplemente sal. De la misma forma, cuando llegues, no lo saludes, espera unos 5 minutos y haz tus cosas como si él no estuviera, esto ayudará a disminuir su ansiedad.

5. Entra y sal de la casa como ejercicio: 

Agarra tu cartera/mochila/bolso y las llaves, y sal. Espera unos segundo y entra. Haz esto un par de veces al día, para disminuir su ansiedad al momento de salir. De esta manera aprenderá que el sonido de las llaves o el gesto de la mochila no siempre significan que lo dejarás solo.

Fuente: mascotadictos.com

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo