Beso tántrico, una fuente de placer

Para llevar a cabo un beso tántrico, los labios deben estar blandos y flexibles y la mandíbula y los músculos faciales muy relajados.

Por metro

El tantra o tantrismo es una tradición indú, que enseña a emplear el deseo sexual como camino a la realización personal.

El beso tántrico es la implicación de algunos de nuestros sentidos como el gusto, tacto y olfato, así como las emociones, con objeto de disfrutar al máximo con la pareja de un acto que va más allá de la palabra “beso”.

Las técnicas tántricas para estos besos, mucho más profundos de los habituales, están diseñadas para liberar energía de los chakras por el cuerpo mediante un intercambio entre ambos amantes. Para llevar a cabo un beso tántrico, los labios deben estar blandos y flexibles y la mandíbula y los músculos faciales muy relajados.

Existen varias maneras de avanzar en el beso tántrico, comenzando con los labios, la lengua, los mordiscos suaves o los besos de succión. Gracias a estas técnicas, la culminación de la relación sexual se lleva a cabo con plenitud.

Una vez que ambos están preparados para el orgasmo, hay que permanecer inmóviles, unir ambas bocas, intercambiar la mirada y la respiración, para que el clímax sea mucho más intenso para los dos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo