logo
Estilo de Vida
 /
Estilo de Vida 13/07/2021

¿Por qué tomar vitaminas luego de la vacuna contra el Covid?

Tras un año de pandemia y en plena aplicación de la vacuna contra Covid, sabemos que un sistema inmune fortalecido es clave para combatir la enfermedad. Las vitaminas juegan un papel clave en este proceso.

La vacuna por sí sola no podrá hacer frente al virus si nuestros cuerpos no están preparados para afrontarlo. Si antes de la vacunación covid nos esforzamos por ingerir las vitaminas necesarias, a través de la alimentación o suplementos, ahora con más razón.

Y es que según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), una agencia de la Unión Europea, después de la vacuna contra Covid es importante reforzar la dieta con ciertos nutrientes.

Es decir que, las vitaminas A, complejo B, C y D, y minerales como Zinc, Selenio y Hierro contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmune.

Por eso, Medicity te presenta las promociones especiales en vitaminas y suplementos, disponibles para este semana:

Vitaminas que reforzarán tu sistema inmune ante amenazas con el Covid-19.

Efectos de la vacuna Covid pueden contrarrestarse con vitaminas

Se sabe que algunas vacunas pueden causar efectos secundarios luego de su colocación. Esto se da porque las células de defensa detectan un agente externo ingresando al cuerpo y se disponen a atacarlo.

Cuando esto ocurre, y nuestro organismo no se encuentra fortalecido, puede existir dolor, fiebre o inflamación.

Lo mismo se puede experimentar luego de la vacuna contra coronavirus. El cansancio o el dolor de cabeza/ muscular pueden verse reducidos si nuestro sistema inmune está en óptimas condiciones.

A esto se suman hábitos saludables como mantener una vida activa con ejercicio regular, una dieta balanceada, hidratación y respetar las horas de sueño que necesita tu organismo.

¿Cómo las vitaminas combaten el coronavirus?

Las vitaminas cumplen varias funciones para proteger nuestro organismo. Aquí detallamos algunas para conocer su importancia.

Por ejemplo, la vitamina A es la encargada de estimular la actividad de los glóbulos blancos, células especializadas en atacar invasores y producir anticuerpos.

Seguimos con el complejo B cuyo déficit se traduce en la disminución de anticuerpos; la vitamina C que nos protege de infecciones virales y la vitamina D, que reduce el riesgo de contraer infecciones respiratorias.

Para que estos nutrientes sean parte de nuestra dieta, en la mayoría de los casos se necesita complementar con multivitamínicos y suplementos. De esta forma, estaremos preparando a nuestro cuerpo frente a un ataque de un virus, bacteria o parásito.