¿Conoces los beneficios del yoga?

Seguramente has ya escuchado sobre la cantidad de beneficios que nos aporta practicar yoga. Su praxis e influencia abarcan muchos aspectos de la vida y de la salud del ser humano. Influyendo también a nivel emocional, intelectual o mental y físico. ¿Quieres saber en qué más te ayuda? ¡Sigue leyendo!

Por Metro Ecuador

Los beneficios del yoga: ¿Conoces todos?

Si no conoces todos los beneficios del yoga, toma nota, porque te ayuda a reducir el estrés, la ansiedad, combate la depresión, libera la mente, mejora y ayuda a nuestro sistema respiratorio, además de reforzar nuestro sistema inmunológico. No olvidemos que también fortalece nuestros huesos ayudando a tonificar nuestro cuerpo, mientras que aumenta nuestra flexibilidad, nos ayuda a bajar de peso.

¿El yoga te ayuda a dormir mejor?

¡Es evidente! El yoga es un ejercicio progresivo que te ayuda a cambiar los hábitos de sueño por lo que tu descanso será reparador. Algunas posturas son perfectas para ello, como Siddhasana, considerada una de las más cómodas, con ella liberarás las caderas y la pelvis. Además, como es utilizada también para la meditación, esta te ayuda a conectar cuerpo y mente.

Con la postura bajas y las pulsaciones de tu cuerpo, éste descansa, ayudando a bajar las pulsaciones para mantenernos relajados y calmados. Con la postura Adho Muka se mejora la circulación, favoreciendo el riego sanguíneo en la cabeza, realizando un estiramiento del cuerpo.

¿El yoga beneficia tu vida sexual?

Mientras más se practica yoga mayores son los beneficios que obtenemos, tanto emocionales, mentales y corporales. Los estudios realizados en la actualidad demuestran que la práctica regular de yoga mejora la vida sexual.

La mujer tiende a tener disfunciones sexuales y muy pocas ocasiones son tratadas de manera adecuada. Existen varios tipos de tratamientos con medicación produciendo algunos efectos secundarios. Sin embargo algunas mujeres con disfunciones han decidido practicar yoga y los resultados son la disminución y hasta la desaparición de estos desórdenes sexuales.

Además, ¿sabías que existen posturas que incluso nos brindan un aumento de nuestra actividad sexual? Y es que aunque no te lo creas existe una gran variedad de poses de yoga para practicar con tu pareja.

Las asanas, es decir posturas, que se recomiendan son las dirigidas a mejorar los músculos del abdomen, el humor, la flexibilidad de la zona pélvica y la digestión. En los estudios que se han hecho, durante un período de 12 semanas de prácticas, hubo cambios positivos en las mujeres. Hubo mejoras en la excitación, el deseo, orgasmo y lubricación así como menos dolor vaginal, dando como consecuencia una mejor vida sexual después de cambiar de hábitos y empezar a practicar yoga.

Los hombres también lograron al finalizar estas 12 semanas cambios muy significativos en sus funciones sexuales al tener mayor satisfacción, confianza, control de la eyaculación y mejor desempeño en la relación.

El yoga integra mente, alma y cuerpo tratando de lograr el equilibrio mediante las asanas. Su práctica direcciona el flujo sensorial aumentando la circulación en la zona pélvica aumentando los niveles de oxígeno en el cuerpo proporcionando intensidad sexual.

Como ves, son muchos los beneficios del yoga. Utilizar esta disciplina ayuda a mitigar algunos desórdenes mentales, el estrés, aumenta la líbido y nos ayuda a dormir mejor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo