El doctor Santiago Córdova Egüez, jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Metropolitano, conversó con Metro sobre el ‘parto humanizado’ y lo positivo que puede ser para la mujer y el nacimiento de su bebé.

En los últimos años, la tendencia del ‘parto humanizado’ ha tomado fuerza. El doctor Córdova señala que millones de mujeres en el mundo se han quejado que el parto se ha convertido en un proceso quirúrgico donde la paciente tiene poca participación.

Ante esto, “la mujer se ha empoderado para tener un parto a su manera, un proceso en el que decida cómo nace su niño”.

Dentro de esta realidad, los controles prenatales son fundamentales. Estos se hacen para evitar peligros en el embarazo. Por ejemplo, “un embarazo ‘post término’ (de más de 41 semanas) puede traer riesgos de que exista una falla en la placenta o una muerte fetal”, indica Córdova.

CONTROLES DURANTE EL EMBARAZO

El médico señala que los controles deben hacerse una vez al mes. Y, al final del embarazo deben ser semanales.

“En las zonas rurales del país, a veces la mujer no acude a los controles. Por ello, puede desarrollar una anemia o una infección en las vías urinarias que causarán el nacimiento de un bebé prematuro o un niño de peso bajo”.

Hay varios factores que completan un ‘parto humanizado’. “La paciente debe estar en un lugar donde se respeten sus derechos donde exista el personal médico que sepa cómo tratarla. Y, además debe estar con su pareja o la persona que ella escoja.

BENEFICIOS DEL PARTO HUMANIZADO

"Ellas pueden escoger con qué ropa permanecer. Antes se les daba una bata limpia en una sala fría y de eso no se trata”, comenta Córdova.

Actualmente la mujer decide si quiere tener un parto normal sin medicamentos. O, si no quiere anestesia o prefiere caminar hasta el momento de dar a luz.

La mujer también puede pedir que no se realicen muchos tactos vaginales para saber cómo va la dilatación del cuello uterino. De la misma manera elige qué alimentos sanos comer y cómo hidratarse. “Antes todo era suero y la mujer no podía moverse con libertad. Ahora incluso pueden darse un baño de tina para relajar sus músculos”.

“El parto humanizado es respetar todas las condiciones con las que la mujer quiera dar a luz. Ella sabrá si quiere que le realicen una episiotomía (corte en la vagina para la salida de la cabeza fetal), o no. Ahora apenas nace el bebé se la pone en el pecho de su mamá. Allí mismo se le limpia. Debe haber ese contacto piel a piel con la madre y el padre. El bebé debe nacer en un ambiente humano y lleno de ternura”, indica el galeno.

Por otro lado, el Hospital Metropolitano cuenta con una cómoda nueva área de obstetricia. En el lugar existen mesas especiales que se pueden ubicar verticalmente para dar a luz. La paciente está sentada o puja de cuclillas, no acostada.

SALAS ESPECIALIZADAS

En estas salas hay tinas de hidromasaje. Una luz cálida no muy intensa y la mujer selecciona su propia música. Hay espacio para caminar y un personal entrenado y capacitado para traer al mundo a un niño.

Son tres salas totalmente equipadas con tecnología de punta. “De existir una complicación, todas están capacitadas para inmediatamente intervenir en decisiones que salven la vida de la mamá y de su bebé”, culmina Córdova.

Hospital Metropolitano: Forma a los mejores profesionales de la salud

La doctora Alexandra Toala conversó con Metro Ecuador sobre el funcionamiento del Departamento de Enseñanza Médica del Hospital Metropolitano y su función para formar a los mejores profesionales

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo