Ser Bachiller: Ineval realizará cambios en el examen con apoyo de universidades

Según el director de Ineval, se prevé que el primer examen de 2020 contenga los cambios previstos para rendir esta evaluación.

Por Andrea Martinez

Para la primera toma del examen Ser Bachiller en 2020, que correspondería al Régimen Costa, se prevé ejecutar cambios en este proceso de evaluación. El objetivo es fortalecer el proceso completo de evaluación que es competencia del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Ineval.

Para esto, Edwin Palma, director ejecutivo del Ineval, indicó que se está planteando a corto plazo coordinar una comisión conjunta entre el Ineval con las Instituciones de Educación Superior para que puedan hacer un diagnóstico y una propuesta de mejoras desde su experticia del proceso de evaluación.

"Las universidades, sobre todo las politécnicas, han venido evaluando durante años y conocen bien este proceso de evaluación. Queremos apalancarnos en ellos para fortalecer esta toma que ya viene en junio de 2018 (Régimen Sierra) que sabemos que vamos a tener que salir con el mismo sistema", indicó Palma como un primer anuncio de los cambios que se quiere implantar.

Palma indicó que pese a que antes de la toma de este examen se instaura un proceso de control de redes sociales para detectar si están circulando pruebas luego de uno de estos procesos, se han registrado filtraciones anteriores. Es por ello que, se piensa en acciones de corto plazo para la prueba que viene en junio en Régimen Sierra.

Además, indicó que se tomarán medidas en el ámbito informático y en la evaluación. "La primera prueba (que rinden los estudiantes) no debería tener ninguna relación con las siguientes, de manera que, como no se puede controlar filtraciones de este documento, aseguramos que no tengan un radio de afectación ascendente. Adicionalmente, la segunda sesión debe tener menos estudiantes que la primera y tercera, incluso para mayor capacidad de reacción en caso de filtración. En tercer lugar, la cadena de custodia para la entrega del aplicativo debe tener un sistema se seguridad robusto, desde la responsabilidad de la persona que recibe el material para garantizar que no sea vulnerado".

Edwin Palma, director ejecutivo de Ineval, explica cambios en Ser Bachiller Edwin Palma, director ejecutivo de Ineval, explica cambios en Ser Bachiller

 

Otros cambios en cuanto a contenido

Palma indica que las mejoras que vendrán buscarán solucionar algunas inconsistencias encontradas en la aplicación del proceso. Por ejemplo, se ha visto que "no necesariamente los mejores puntuados tenían éxito en su carrera", es decir, los mejores puntuados de la prueba Ser Bachiller no necesariamente son los mejores puntuados en las pruebas de admisión de las universidades y "eso nos obliga a reflexionar por qué", indica.

Es por ello que, para las próximas tomas se buscará armonizar el contenido de la evaluación Ser Bachiller con los perfiles que requieren las universidades.

"Sabemos que esta prueba no mide conocimientos, mide destrezas y habilidades que se derivan del conocimiento, y en ese punto queremos enfatizar para que sí se trabaje sobre conocimientos mínimos, porque caso contrario tendríamos que quienes realizan los cursos de nivelación tendrán mejores resultados y los que no puedan acceder a esto tendrán menos oportunidades. Por tanto se amplía la brecha entre quienes más tienen y menos tienen".

Por último, se ha detectado que en algunas colegios se destina el último mes de clases para el repaso del examen. Para Palma, "eso es un problema porque los jóvenes deberían estar preparados para este examen". Por ello, la articulación que debe existir entre ministerio de Educación, Senescyt y el Ineval es imprescindible.

 

Se filtraron pruebas Ser Bachiller

La última filtración de dos pruebas Ser Bachiller detectada por el Ineval derivó en la reprogramación del examen para los estudiantes del régimen Costa que culminan su ciclo a inicios de 2019. En un inicio involucró a 4.385 estudiantes, pero, dado algunos atenuantes, solo 675 volvieron a rendir el examen.

Palma, indicó que bajo este contexto, Ineval recibió un exhorto por parte de la Asamblea Nacional y de la Defensoría del Pueblo pidiendo que se asiente la nota de los estudiantes. Además, dentro de una acción de protección, como medida cautelar un juez dispone que no se tome la evaluación mientras no se sustancie la audiencia que es el 11 de febrero.

En ese contexto, afectábamos a los jóvenes porque no se podían graduar y tampoco podían postular en las mismas fechas que el resto de sus compañeros. Además, luego del análisis, se evidenció que no hay un elemento de prueba material que vincule a la filtración con estas personas. Por tanto, no se podía establecer que alumnos se beneficiaron y quienes no de esta filtración. Y luego se vio que no solo se filtraron dos pruebas sino seis.

Entonces, se decidió que a quienes culminaron la primera evaluación y tenían su hoja de aciertos se respetará su nota. De 3.710 estudiantes se respetaron las notas y se desarrolló la reprogramación con las personas restantes.

Actualmente, Fiscalía investiga qué sucedió en estos procesos.

Un cero (0) en Ser Bachiller significa no poder postular a un cupo universitario del siguiente periodo y, que su nota de grado avance a ser 7 con las justas (la prueba equivale 30%) o si no es el caso significaría la reprobación del año lectivo.

Lee más:

TE PUEDE INTERESAR:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo