La tos es un mecanismo de defensa y nos ayuda a expulsar elementos extraños que ingresan a nuestra garganta, es decir que la tos es una reacción natural que tiene el cuerpo para limpiar las vías respiratorias. Pero puede ser un problema cuando padecemos una irritación en la mucosa de la garganta y esto genera un incremento en la frecuencia de la tos.

Para toser nuestro cuerpo recibe estímulos en receptores que están localizados en varios puntos de nuestro organismo, especialmente en la garganta, aunque también están en los oídos, esófago y otros órganos relacionados con la respiración.

Hay varios tipos de tos, una de ellas es la tos seca. Este tipo de reacción es muy molesta por que no expulsa nada de nuestra garganta y lo que hace es irritarla más, ocasionando que los ciclos de tos sean cada vez más intensos. Se recomienda el consumo de agua para tratar de humedecer la garganta y que la irritación disminuya.

Las causas de la tos seca pueden ser resfriado o gripe, alergias, inhalación de sustancias nocivas, neumonía o los compuestos que recepta nuestro cuerpo al fumar.

Otro tipo de tos es la denominada productiva. Este tipo de malestar provoca la eliminación de flema.
Lo importante, según los especialistas, es preveer que la flema no se quede pegada en las vías respiratorias, para esto es conveniente utilizar medicamentos que hagan que esa flema sea más líquida y además que cuenten con activos que permitan expulsarla con mayor facilidad.

Deben tener características especiales que fluidifican el moco que está adherido a los pulmones y faciliten su expectoración.

La tos productiva es beneficiosa puesto que aparece cuando nuestro organismo está en pleno proceso infeccioso (por ejemplo durante un resfriado o gripe) esta tos nos ayuda a expulsar fuera del cuerpo esa mucosidad cargada de microorganismos perjudiciales.

La causa más común de la tos con flema (productiva) es una enfermedad o infección respiratoria, ya sea viral o bacteriana, que hace que las flemas se vuelvan demasiado viscosas, se adhieran y obstruyan las vías respiratorias, provocando dificultad para respirar.

Recuerde que la tos es beneficiosa, pero cuando persiste en el tiempo es una enfermedad, así que si tiene tos y ésta no se controla fácil y rápidamente, debe acudir al médico para descartar cualquier otra enfermedad que pueda complicarse.

RELACIONADO:

Loading...
Revisa el siguiente artículo