Sólo tomó aspirinas para el dolor: el sorprendente caso del hombre que pasó días con un clavo de 8 centímetros enterrado en su cabeza

El hombre le contó a los médicos que se tomó un par de aspirinas y se acostó a dormir después del accidente.

Por Nathaly Lepe

Los médicos que atienden en emergencias están acostumbrados a atender pacientes en condiciones críticas, pero lo que vivió un hombre en Vietnam fue tan extraño que impactó al doctor que lo atendió en el Hospital Militar de Hanoi.

Hasta el recinto llegó un sujeto que sufría un fuerte dolor de cabeza, según les dijo, porque tenía un clavo enterrado en su cráneo.

Después de la incredulidad inicial, vino la sorpresa del equipo que vio como en la parte superior de su cráneo sobresalía la cabeza de un clavo.

Cuando comenzó a contar como había ocurrido vino lo más llamativo, primero dijo que no se acordaba como llegó al hospital, pero si recordaba que dos días atrás había disparado sin querer un clavo desde la pistola con la que trabajaba.

Pese a la emergencia, el hombre le contó a los médicos que se tomó un par de aspirinas y se acostó a dormir, para ver si así se le quitaba la molestia, dice el diario The Sun.

El doctor Le Hoang, quien lo recibió en la sala de emergencia, quedó tan impactado que fotografío la cabeza de su paciente antes de llevarlo a la sala de rayos X.

Ahí detectaron que tenía un clavo de tres pulgadas y que extrañamente no había nada de sangre en su cabeza.

El doctor Le, detalló a los medios locales que no mencionó ningún trastorno mental o incluso un posible intento de asesinato, que podría servir para entender cómo llegó ese clavo a su cabeza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo