logo
Estilo de Vida
Estilo de Vida 26/05/2017

Turismo sustentable: el futuro de los viajes

Metro investiga las formas para hacer que los viajes sean más amigables con el medioambiente.

La tecnología y la globalización han hecho que los viajes sean más accesibles. El número de personas que hacen viajes se ha incrementado en el último par de décadas. Más personas tienen interés en experimentar nuevas culturas, compartir nuevos amigos y crear nuevos negocios.

Ahora, la industria del turismo representa alrededor del 10 por ciento de la economía mundial y crea uno de cada 11 puestos de trabajo en todo el mundo. Y sigue creciendo rápidamente. Por ejemplo, en la India lo hace con un 10 por ciento al año. Y cada viajero se ha convertido ahora en una parte más del gran y creciente impacto en el planeta. Porque cada forma de visitar otros países o ciudades tiene efectos ambientales, culturales, económicos y sociales positivos y negativos.

 

Las estadísticas indican que los viajes aéreos ya están produciendo el 2,5 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y si bien puede parecer algo menor, se espera que crezca más del 150 por ciento para el 2035.

Y los viajes sostenibles que han estado emergiendo por 25 años sólo se han desarrollado parcialmente hasta ahora.

¿Por qué viajar de forma sostenible no ha sido una realidad hasta ahora? 

“Las razones son los presupuestos y los mandatos”, explica Megan Epler Wood, directora de la Iniciativa de Turismo Sostenible Internacional de Harvard. “Más del 80 por ciento de la industria hotelera es independiente o de tamaño pequeño y mediano. Este grupo ha sido con frecuencia el último en considerar la sostenibilidad porque no tienen un presupuesto por ejemplo para asumir gastos a más largo plazo, como la instalación de paneles solares. Incluso la industria de marca está franquiciada en gran medida”.

Y agrega: “Esto significa que las prácticas de sostenibilidad pueden estar en marcha, pero con frecuencia se llevan a cabo de manera inconsistente. Los gobiernos también están obligados a comercializar el turismo, pero son pocos fondos los que llegan a destinos locales para llevar a cabo ejercicios de sostenibilidad a largo plazo, como por ejemplo la conservación de los arrecifes de coral, la ordenanza del uso de la tierra para proteger los bosques y la infraestructura vital para gestionar los desechos y las aguas residuales”.

En cuanto a los propios viajeros, los expertos creen que necesitamos cambiar la forma en que pensamos al visitar otros países si queremos asegurar que los impactos positivos superen los negativos.

“Aquellos que quieren hacer del mundo un lugar mejor a través de sus opciones de dónde y cómo viajan son claves para aumentar el impacto positivo de los viajes y el turismo”, dice Paige P. Viren, profesor asociado en el departamento de recreación y estudios de ocio en East Carolina University, EEUU.

Los viajes y el turismo pueden crear un impacto ambiental y social en los destinos. El mundo enfrenta una serie de amenazas derivadas del cambio climático y el consumo excesivo de recursos naturales, así como la pobreza extrema. Los viajes y el turismo pueden ser un factor que contribuye a muchos de estos problemas, como el mal uso y la degradación de ecosistemas preciosos, las pérdidas económicas y la pérdida de tradiciones culturales.

“Los viajes y el turismo son la industria mundial más grande y diversa del mundo y tienen el poder de ser un mecanismo para resolver estos problemas. Cuando se planifica y gestiona de manera responsable, puede ser una herramienta de desarrollo sostenible para muchos países y comunidades para hacer frente a estas amenazas”, concluyó Viren.