¿Por qué duele el cuerpo después de hacer ejercicio?

La sensación de dolor y rigidez que sientes 24 horas después (o más) de hacer ejercicio se conoce como dolor muscular tardío (DOMS, por sus siglas en inglés).

Por Metro Ecuador

El dolor muscular es algo muy conocido por todos los que alguna vez intentaron hacer algún ejercicio o actividad física. Pero, ¿por qué pasa esto? ¿Está bien que pase? ¿Cuándo se quita?

Su presencia suele recordar el esfuerzo y la decisión por cambiar el estilo de vida y mejorar la salud y aspecto físico, pero, ¿el dolor músculos posterior a una sesión de ejercicio es bueno y por qué es más intenso dos días después?

La sensación de dolor y rigidez que sientes 24 horas después (o más) de hacer ejercicio se conoce como dolor muscular tardío (DOMS, por sus siglas en inglés).

Eso, de acuerdo con el experto Steven Stovitz, profesor asociado en el departamento de medicina familiar y comunitaria del equipo de la Universidad de Minnesota, este malestar se origina por las contracciones musculares excéntricas.

¿Todo tiene un precio?

Las contracciones excéntricas se producen cuando el músculo se contrae, al mismo tiempo que se alarga. Por lo regular se presenta en músculos que no tienen un entrenamiento previo, por lo que se origina este dolor días después de la actividad, así lo señala Stovitz.

Sin embargo, no todo son malas noticias, aunque este dolor puede durar hasta diez días, es un malestar que es parte de un proceso que disminuirá con el tiempo de práctica del ejercicio.

Si no es así puedes dejar descansar, un día tus músculos para darles un respiro, y después continua la actividad física.

Aunque, si el descanso no es una opción para ti, aquí te proporcionamos tres consejos, con información de la experta Janice Harvey, directora de atención primaria en medicina deportiva de la Clínica Deportiva y de Rehabilitación Ortopédica David Braley, de la Universidad McMaster, en Ontario:

1. Prepara un bocadillo para después del ejercicio.

Consumir una mezcla de carbohidratos y proteína en el periodo posterior al ejercicio es útil para aliviar el dolor muscular. Una buena opción es comer un tazón de cereal con leche.

2. Prepárate para los ejercicios nuevos.

Antes de tomar un programa intenso, prepárate con actividades similares como bajar escaleras antes de trotar.

3. No tomes medicamentos de forma preventiva.

Evita usar analgésicos antes del ejercicio ya que pueden enmascarar los síntomas de una lesión musculoesquelética.

Fuente: ActitudFem.com

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo