¿Qué pasa en nuestro cerebro al ver deportes?

El neurocientífico Daniel Glaster, del King"s College de Londres, Reino Unido, lo investigó.

Por metro

Los ojos de millones de espectadores en todo el mundo están puestos estos días en Río 2016 y en los más de 10.500 atletas que participan en los Juegos Olímpicos de la ciudad carioca.

Parte de ellos —un millón y medio— podrán disfrutar en directo del espectáculo, pero la mayoría lo haremos a través de una pantalla, por televisión o por internet.

Pero ¿qué sucede exactamente dentro de nuestro cerebro cuando vemos deportes?

Movimiento simulado

“Cuando vemos retransmisiones deportivas, se activan distintas zonas dentro de nuestro cerebro, cada una de ellas con una función diferente”, le cuenta Glaster a la BBC.

De acuerdo con el neurocientífico, se pueden utilizar técnicas de imágenes cerebrales para averiguar qué partes del cerebro se activan más o menos en diferentes situaciones.

“Pero lo que estamos comenzando a descubrir es que la zona cuya principal responsabilidad es hacer que el cuerpo se mueva también se activa cuando estamos viendo deporte“, dice Glaster.

Y esto sucede, asegura el científico, aunque no nos estemos moviendo en absoluto.

“Incluso aunque estés completamente inmóvil, estás utilizando la parte del cerebro que controlaría tu cuerpo si te estuvieras moviendo, para ayudarte a observar los movimientos”, explica el especialista.

¿Significa esto que, de cierta forma, sentimos los movimientos de esos deportistas mientras los observamos? Podría decirse que sí.

Según Glaster, “simulamos sus movimientos como si los ejecutáramos nosotros mismos para poder predecir mejor y, de hecho, ver mejor y anticipar mejor lo que están haciendo”.Se trata, en definitiva de un efecto espejo; de una réplica de ese movimiento.

Pero hay otro aspecto interesante, “especialmente en el caso de los espectadores”, dice Glaster.

“Nuestros sentimientos cuando vemos deportes se reproducen en nuestro cuerpo”.

“Podemos ver lo que están sintiendo los espectadores en los eventos deportivos a través de sus movimientos corporales (por cómo mueven los brazos, por ejemplo)”.

Y lo más interesante, según Glaster, es que “esa expresión corporal de la emoción no significa que, simplemente, estén expresando lo que sienten, sino que esto, a su vez les hace sentir más esa emoción”.

Fuente: BBC

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo