10 mitos sobre el consumo de licor

¡Los mitos alrededor del consumo de licor son varios! Acá te decimos la verdad

Por metro

var VideoTV=”oT2kmvgIWw/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/estilo-de-vida/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

Alrededor del consumo del licor existen varios mitos. Mónica Solórzano, directora ejecutiva de la Fundación Educ Alcohol Costa Rica en entrevista para Extra.com aclara algunos de los más comunes y comentados:

1- No hay nada de malo en pasarse de tragos de vez en cuando: Eso es totalmente falso. Tomar de manera excesiva, aun ocasionalmente, puede causar serios daños en el organismo. Es importante que se recuerde que las mujeres no deben exceder las 2 bebidas por ocasión y los hombres no tienen que pasar de 3.

2- Comer mucho antes de tomar lo mantendrá sobrio. ¡Un engaño! La comida solo retrasará la absorción del alcohol en la sangre, pero un estómago lleno no evitará que sienta los efectos del alcohol o que se emborrache.

3- Se emborrachará más rápido si toma licores destilados en lugar de vino o cerveza. ¡Mentira! Un trago es un trago, no importa si es un licor destilado como vodka o ron, o vino o cerveza, todos contienen la misma concentración del alcohol.

4- Combinar bebidas como cerveza, vino o tragos ligados le afectará más que si toma un solo tipo de licor. De ninguna manera, la concentración de alcohol en la sangre será la misma, eso no varía con el tipo de bebida alcohólica que ingiera y es lo que cuenta.

5- Las mujeres pueden tolerar la misma cantidad de alcohol que los hombres. Eso es totalmente falso, las mujeres alcanzan un nivel más alto de alcohol en sangre que los hombres después de haber tomado la misma cantidad, tener el mismo peso y estatura, esto ocurre porque ellas tienen menos agua en el organismo y menos enzimas en el hígado para procesar el alcohol.

6- El alcohol da energía. ¡Mentira! El alcohol es un depresivo del sistema y a dosis inadecuadas disminuye la capacidad de pensar, hablar y moverse. La percepción, coordinación y el juicio se pueden ver afectados antes de que exista un signo de incapacidad física.

7- Se duerme mejor después de unos tragos. Otra afirmación incorrecta. Las bebidas alcohólicas pueden ponerlo a dormir por ser depresivas pero interfiere con la calidad del sueño y evita que su descanso sea reparador.

8- Una ducha fría, bailar, sudar o una taza de café ayudan a bajar la borrachera. Esta es una de las mentiras más comunes asociadas al consumo de alcohol. Esas cosas lo harán sentir despierto y le ayudarán a disfrazar la embriaguez, pero solo el tiempo y una adecuada hidratación le quitarán la borrachera.

9- El alcohol hace a las personas más sexis y les ayuda a ser más capaces sexualmente. Las bebidas alcohólicas pueden desinhibirlo o quitarle la timidez, pero fisiológicamente reducirán el rendimiento sexual. El abuso de la sustancia además expone a las personas a conductas de riesgo como tener sexo sin protección.

10- Si alguien se desmaya después de beber es mejor dejarlo dormir. ¡Cuidado! Una persona intoxicada por alcohol podría poner en riesgo su vida, es importante que reciba asistencia médica y mientras esto ocurre se le debe colocar la cabeza y el cuerpo de lado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo