3 escalofriantes hechos que ocurrieron en Halloween

La coneja Jane del condado Walker, el asesinato de Marvin brandland y la misteriosa muerte de Chris Jenkins ocurrieron en Halloween.

Por Metro Ecuador

Halloween es una de esas noches del año en las que asustarse parece ser divertido. Sin embargo, en mitad de todas esas actividades inofensivas como el truco o trato, pueden tener lugar hechos horripilantes y perturbadores.

Así lo reseña el portal Paraloscuriosos, quienes reunieron varios de los hechos más extraños y terroríficos ocurridos en un 31 de Octubre. Aquí, les presentaremos 3:

La coneja Jane del condado Walker

En la mañana del 1 de Noviembre de 1980, un camionero descubrió el cuerpo desnudo de una adolescente al lado de la interestatal 45, a las afueras de Huntsville en el condado de Walker, Texas. La víctima fue agredida sexualmente antes de ser estrangulada. Como nunca se identificó, fue conocida como “la coneja Jane del condado Walker”. Se estimó que fue asesinada unas horas antes de ser encontrada y una historia bastante interesante surgió después de que varios testigos informaran de sus interacciones con ella en la noche de Halloween.

Después de salir del vehículo de un hombre no identificado cerca de la estación de South End Gulf, Jane preguntó a numerosas personas sobre la dirección para llegar a la prisión de Ellis Unit, ya que planeaba visitar a un amigo. Aún así, cuando su fotógrafo estaba circulando entre los compañeros de la prisión, nadie admitió haberla visto o conocerla. Más tarde esa noche, una camarera de una parada de camiones tuvo una conversación similar con Jane.

La chica dijo que tenía 19 años, procedía de la zona de Aransas Pass, y parecía dar a entender que sus padres no se preocupaban mucho por ella. Después de que la chica fuera asesinada exactamente un año después de “calcetines rojos” y de que hubiera muchas similitudes entre los dos asesinatos, Henry Lee Lucas fue declarado posible sospechoso. Sin embargo, nunca hubo claras evidencias para relacionar a Lucas con el asesinato, y la coneja Jane del condado Walker nunca fue identificada.

El asesinato de Marvin brandland

En 1982, Marvin Brandland, de 62 años de edad, vivía con su esposa, Ethel, en Fort Dodge, Lowa. El Halloween de ese año, los Brandland tenían que decidir si escogían truco o trato para las personas que venían a su casa.

En una de esas ocasiones, abrieron la puerta y se vieron sorprendidos por un hombre que llevaba una máscara. Él dijo: “truco o trato”. “dadme todo el dinero o disparo”. Los Brandland pensaron que les estaba gastando una broma e intentaron quitarle la máscara, pero el hombro no les dejó.

En ese momento, el hombre enmascarado entró a la casa y sacó un arma. Exigió a la pareja que lo llevaran al sótano y que le dieran todo el dinero que tuvieran en la caja fuerte. Los brandland sospecharon, ya que muy poca gente sabía de la existencia de su caja fuerte en el sótano.

Por esa razón, Marvin estaba convencido de que algún familiar o amigo les estaba gastando una broma. Cuando el hombre enmascarado los llevaba al sótano a través de la cocina, Marvin intentó arrebatarle el arma.

El intruso terminó disparándole a Marvin en la garganta mientras salía corriendo de la casa y se le caía la máscara. Ethel quedó traumatizada por la muerte de su esposo y murió sólo unos meses después. Con los años, un conocido de la familia Brandland alardeaba supuestamente de haber cometido dicho crimen, por lo que se realizaron diversas pruebas de ADN en la máscara. Aún así, no había material suficiente para realizar dichas pruebas, por lo que hubo evidencias suficientes para el sospechoso y el caso Brandland quedó sin resolver.

La misteriosa muerte de Chris Jenkins

Chris Jenkins era un estudiante de 21 años de la Universidad de Minnesota que visitó un bar de Minneapolis en la noche de Halloween de 2002. Después de dejar el bar a medianoche, Chris desapareció sin dejar rastro. Permaneció perdido 4 meses hasta que su cuerpo fue descubierto en el río Mississipi. Como todavía llevaba su disfraz de Halloween, todo apuntaba a que murió poco después de desaparecer. Chris estaba fuertemente intoxicado esa noche, y como la causa de la muerte se determinó como ahogo, se creyó en un principio que fue un accidente o suicidio. Sus padres rechazaron esta suposición y presionaron para una investigación a fondo. Finalmente, en 2006, la muerte fue declarada como homicidio.

Si bien las autoridades no dieron detalles muy específicos, alegaron que un sospechoso encarcelado afirmó que estaba presente cuando Chris fue asesinado y arrojado al río desde un puente. Aunque ese testimonio fuera real, no había pruebas suficientes para incriminarlo. Aún así, una teoría fue que Chris Jenkins fue víctima de uno de los asesinatos de “cara sonriente”. Durante este periodo de tiempo, aproximadamente 40 estudiantes de los Estados Unidos fueron víctimas de ahogos. En algunos de estos casos, un grafiti de “cara sonriente” fue encontrado cerca de los cuerpos. Esta teoría conectaba dichos casos y afirmaba que las víctimas eran drogadas antes de tirar los cuerpos al río para que así parecieran accidentes. Aunque no se encontrara el grafiti de “cara sonriente” cerca del cuerpo de Chris Jenkins, las autoridades no puedes pasar de largo las similitudes que tiene con otros casos sin resolver.

Te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo