logo
Empresarial
Ricardo Dueñas, CEO de Ekos y Presidente del Directorio de Pacto Global junto a Hernán Cueva, CEO de Metro Ecuador -Zoom / Ricardo Dueñas, CEO de Ekos y Presidente del Directorio de Pacto Global junto a Hernán Cueva, CEO de Metro Ecuador -Zoom /
Empresarial 11/05/2021

Ricardo Dueñas: Grupo Ekos, disruptivo e innovador en pandemia

Hemos cambiado y lo digital toma fuerza en un mundo que busca mecanismos para continuar pese a la pandemia. Sin embargo, no es un camino que se improvisa, y Ricardo Dueñas, CEO de Grupo Ekos, comparte con nosotros su experiencia sobre el trabajo realizado durante los últimos meses, como la comunicación se adapta a los nuevos públicos y, sobre todo, cómo llegar a ellos.

Además, nos cuenta sobre la trayectoria del Grupo y su trabajo en impulsar la sostenibilidad en el país.

¿Qué pasó en el año de pandemia con Grupo Ekos?

Nos cambió a todos. No es un cliché decir que nos obligó a reinventarnos, a ser más resilientes, disruptivos e innovadores. En Grupo Ekos venimos trabajando siempre en torno a que se gestionen mejor las comunidades de negocio. Somos un medio de nicho donde nuestras audiencias son industrias y diferentes ‘cluster’ que existen en la economía del país, con los sectores más relevantes, por lo que buscamos una amplia gama de productos que nos permita generar una propuesta de valor que sea muy amplia y que cubra las necesidades de gestión que tienen las diferentes industrias.

En estos productos tenemos medios impresos, digitales, eventos, capacitación, generación de contenidos e investigación.

Un año de pandemia trajo varios desafíos. En marzo estábamos por primera vez confinados. Nos asustó porque tenemos varios medios impresos y se hablaba de que no podemos trabajar, las industrias no podían funcionar y eso generó que no se pueda imprimir. Fue la primera vez en 25 años que Ekos no imprimió la edición de abril, y esperamos que sea la única. Pero desde mayo retomamos la impresión.

Además, en ese entonces se hablaba de que la gente no quería recibir un impreso por lo que se inclinó hacia lo digital. Pero estas son cosas que no se hacen de la noche a la mañana, Ekos ya venía trabajando en temas digitales desde hace algunos años. Hemos sido pioneros en el medio de negocios con un portal operativo desde hace 15 años, Ranking Empresarial, donde las empresas consultan qué pasa en los diferentes sectores, revisan rankings, la evolución en ventas, activos, utilidades, y es una herramienta para la toma de decisiones.

Todos quieren saber qué pasa con sus competidores, con las industrias, y esta guía de negocios es un importante pilar de nuestra comunicación digital. Tenemos 300 mil visitas mensuales al portal, aclarando que al no ser un medio de comunicación masivo, nuestros KPI’s son distintos y con audiencias diferentes. Hablamos de una audiencia de alto poder adquisitivo, con poder de decisión en las empresas, aquellos que ahora se les denomina ‘business decision makers’, que trabajan junto al CEO. En empresas grandes quienes toman decisiones son el CEO, así como el director o el vicepresidente de tecnología, de recursos humanos, talento y capacitación, compras, infraestructura, seguridad, transporte, mercadeo.

El mundo de los ‘decision makers’ hay que entenderlo, y eso Ekos lo ha hecho muy bien. Ya veníamos con el desarrollo de productos multimedia con buena penetración en el mercado. Podrás ver Ekos Play a un clic de distancia, donde tienes noticieros multimedia de negocios. Ekos Today también ha sido un producto exitoso, el cual tiene varias plataformas de difusión como WhatsApp Business con el que llegamos todas las mañanas a 5 mil ejecutivos de primer nivel, además de contar con Facebook, Youtube, Instagram, LinkedIn, que siguen creciendo y ya tenemos alrededor de 30 mil vistas al día.

También tenemos productos para diferentes comunidades, tenemos Pulso Constructor, con temas de esta área, Flash Ferretero que llega a ese segmento, y otros para el ámbito financiero, de seguros, cooperativas y mutualistas, y estamos desarrollando varios de ellos en multimedia.

Esto ha sido posible porque tenemos varios clientes que nos han confiado su estrategia de comunicación, sobre todo en la parte digital. La pandemia nos ha hecho ver lo digital de otra forma y esta compañía ha ido creciendo mucho, sin descuidar eventos que logramos hacer el año pasado pese a las limitaciones.

¿Cómo se convirtieron en un referente en la organización de eventos?

Esta empresa, sin duda alguna, ha sido líder en Ecuador en la producción de eventos. Los principales ‘speakers’ que han venido al país han sido de la mano de Ekos, como Jack Welch, CEO más destacado de General Electric del siglo anterior; Renée Mauborgne, destacada escritora de Blue Ocean Strategy; trajimos a Daniel Goleman, gurú de la inteligencia emocional; Sergio Zyman, conocido por ser el Chief Marketing Officer de la franquicia Coca-Cola; o Steve Wozniak, fundador de Apple y socio de Steve Jobs, entre otras personalidades.

Ekos también representó a la reconocida marca Harvard Business Review, eso también nos ha dado experiencia. Hemos ido construyendo eventos muy importantes pero todo este trabajo lo iniciamos con la premiación Ekos de Oro.

Cuéntanos sobre esta experiencia

Cuando empezamos con Revista Ekos, en el 2000, teníamos un medio muy tradicional y aplicando lo que son curvas de diferenciación en el 2004 nos preguntábamos cómo hacer un negocio distinto. Es ahí cuando empezamos con los reconocimientos.

Con Mauricio Morillo y otras personas, pensábamos cómo hacer algo que en el Ecuador faltaba, y era el reconocer a los empresarios, darles ese espaldarazo cuando están haciendo bien las cosas y desarrollar ese orgullo de las empresas de una forma objetiva.

Decidimos golpear la puerta de Deloitte para que audite estos premios, pero tenía sus inquietudes al ser nosotros un medio pequeño. Nuestra propuesta era realizarlos con una metodología objetiva, midiendo el crecimiento en ventas de un periodo a otro, rotación de activos, manejo en los niveles de pasivo, liquidez de un negocio, niveles de utilidad, pago de impuestos, entre otros. Ha habido periodos en los que la información ha sido muy abierta, otros periodos en los que se ha querido limitar la información, y no hay nada más sano en un país que la transparencia.

Como anécdota, también tuvimos miedo de iniciar un evento como estos. Por ahí podía alguien cuestionar sobre quiénes éramos para tomarnos la atribución de reconocer a los empresarios, ya que no éramos un medio tan sólido como ahora. Pese a eso, decidimos hacer la primera premiación en el Centro Cultural Metropolitano en el 2004. Hicimos las invitaciones y se las compartimos a ministros, CEOs, empresarios, a la expectativa de quiénes aceptarían asistir. Llegó todo el mundo.

Luego, este éxito vino acompañado después de franquicias como Great Place to Work, con la que llevamos 15 años, y no solo hemos elegido los mejores lugares para trabajar en Ecuador sino también hemos podido incidir en transmitir las buenas prácticas y conocimiento codificado que está en el mundo.

Cuando se habla de Great Place to Work hablas de mejorar la productividad, ser más eficiente generando un buen ambiente laboral, el cual se plasma en varios pilares que debe tener una organización sobre cómo eliminar el favoritismo, cómo construir buenas carreras para la gente que trabaja, promover un desarrollo profesional adecuado, cómo tener una infraestructura y entregarle las cosas que necesita para que puedan desempeñar su trabajo, cómo trabajar en equipo, incentivos, fomentar el sentido de pertenencia, promover la innovación.

¿Será un desafío alcanzar el Great Place to Work en esta pandemia?

Hoy contamos con una plataforma donde puedes medir los parámetros del Great Place to Work. Puedes hacer un censo y medir el clima laboral en tres días y tener un informe rápido con toda la seguridad de que tu gente sabrá que no tienes incidencia en los resultados. Las empresas a veces fallan porque piensan que pueden medirlo desde adentro, y no es así porque los trabajadores se sienten controlados, sienten que alguien va a tener acceso a esa información.

En pandemia, seguimos trabajando y con Ekos decidimos no parar, cuidar a nuestra gente y a todas nuestras marcas. Si bien es cierto teníamos que tomar decisiones duras, tuvimos que rebajar ciertos costos y reinventarnos para hacer las cosas de forma más eficiente. Pero te puedo compartir que hubo personas que salieron de la compañía y que han vuelto. Al final del día, esperamos que en pocos meses logremos tener un equipo igual de completo que el que teníamos antes.

¿Cuál es tu visión sobre el futuro del país?

Veo con mucho optimismo el hecho de esta transición con el nuevo gobierno. Mi primera impresión es que existe un muy buen clima y se traduce en una gran energía y oportunidades para todos: para el Estado ecuatoriano (que lo hacemos todos), empresarios, familias, sector público y privado, ONGs, emprendedores. Todos tenemos que sumar para construir ese país desde la diversidad.

Veo con muy buenos ojos el hecho de que se tenga no solo las buenas intenciones, sino que espero que esto termine en eventos prácticos donde se construya una alta dirección del Estado con equidad de género, donde los altos ejecutivos del Estado provengan desde la diversidad, no solo allegados sino gente de distintas tiendas políticas, gente que piensa diferente, que se tome en cuenta al movimiento indígena pero también a los afrodescendientes, mestizos, blancos, comunidad LGBTI, gente que no ha sido incluida por discriminación serológica como personas contagiadas de VIH, de diferente religión, etc.

Al final, el principal desafío es cómo construir una sociedad desde la diversidad, cómo construir una sociedad donde exista menos frustraciones, menos discriminación. Eso también debe ser extrapolado a las compañías.

Lo más importante es que la diversidad es un elemento positivo y el Ecuador no solo es megadiverso en naturaleza sino también en su población. Cómo pueden entender las empresas el mercado sino se construye con diversidad al interior, es decir tomando en cuenta a sus consumidores, que cada vez son más informados, que prefieren hacer un consumo responsable. Las nuevas generaciones quieren empresas que cumplan estas características, como su principal opción para trabajar, para consumir sus productos que deben ser cada vez más sostenibles y procuren el cuidado del ambiente.

¿Cuál ha sido su aporte en cuanto a este tema?

En Ekos, de las varias cosas en las que hemos sido pioneros es el tema de sustentabilidad. Hemos sido los primeros y los más consistentes. Si revisas una Ekos de hace 15 años vas a encontrar que estos temas son parte de la línea editorial desde ese entonces. Esa decisión la tomamos desde el inicio, no es un capricho, ni una moda.

En ese sentido, hicimos eventos como la Primera Cumbre de Responsabilidad Social con la ONU y el Municipio de Quito Tuvimos el gran privilegio de haber sido el consorcio que organizó Hábitat III, la conferencia más importante que se ha hecho en el Ecuador, que se hace cada 20 años, donde sin duda uno dice “me gradué” y al regresar a ver esos 20 años de trayectoria dijimos: “cada día valió la pena y aprendí algo nuevo”.

Hábitat III fue un evento que empezamos con 30 personas como parte del equipo y terminamos llevándolo a cabo con 3.000 personas que me reportaban. Para esto, se deben saber temas de convocatoria internacional y tener una compañía que esté en capacidad para elaborar eventos de talla internacional, porque tuvimos que organizar eventos preparatorios en Nueva York, Praga, Toluca, Nairobi y otras ciudades. Se debe conocer sobre diplomacia, protocolo, procedimientos de comunicación, posicionamiento del evento, ATL, BTL, marketing digital, redes sociales, líneas argumentales para las diferentes audiencias y llegar con el mensaje de ciudades sostenibles o de la Agenda 2030 porque no es lo mismo dirigirte a un público en Europa que en Latinoamérica, por sus realidades distintas. No puedes hablar de equidad de género en un país musulmán que en un occidental, no puedes hablar de igual forma sobre Smart Cities en un país desarrollado que en otros.

Además, tuvimos que hacernos expertos en temas de antiterrorismo, por ejemplo, porque recibimos importantes jefes de estado, ministros, jeques, y tuvimos que brindar toda la seguridad del caso así como las condiciones de hospitalidad. Necesitábamos 15 mil camas en hoteles 4 y 5 estrellas, y al no contar con esa capacidad tuvimos que complementar con la ayuda de una plataforma tecnológica. Había dos formas de hacerlo, organizarlo con menos recursos, donde el Grupo hubiese podido marginarse un ingreso mayor, o escoger a los mejores para este trabajo, en equipos y proveedores.

Aquí seguimos pensando en cuánto se gasta en un evento y no pensamos en la dinámica que esto genera en la economía, es decir, cuál es el impacto. Tuvimos un retorno de 90 millones de dólares por este evento, lo cual supera cuatro veces la inversión que se hizo. Incluso logramos hacerlo revitalizando la Casa de la Cultura, que nos acogió en ese momento y cuyas mejoras quedaron como un legado.

Cuando comentamos con la gente de la ONU sobre Hábitat III, comentan que nunca se ha hecho un evento de esa calidad, de talla mundial, con tan poco presupuesto. En Perú, por hacer una comparación, en un evento de cambio climático se gastaron USD 70 millones y no quedo nada.

Quiere decir que hicimos un evento altamente eficiente, de clase mundial, compitiendo con empresas de afuera, aprendiendo también sobre el tema de manejo de aeropuertos, los hubs, adaptar espacios, manejar 70 eventos a la vez, con traducción simultánea, logística, transporte, promover el turismo de los visitantes, la oferta gastronómica y la difusión del evento.

Tuvimos 100 mil personas que fueron parte de ese evento y eso se logra con un equipo bien formado y nos queda la satisfacción del deber cumplido el hecho de que hasta ahora la ONU hable bien de nuestro evento. Y aunque siempre hay críticos, no he escuchado que se haya criticado Hábitat III.

¿Qué te queda de esta labor?

Esto me ha valido condecoraciones a nivel empresarial y personal, por ejemplo, el reconocimiento ‘Sustainable Development Goals Global Champion’ por parte de ONU por promover la Agenda 2030; tuve el honor de presidir, como Ekos, dos directorios de Pacto Global Ecuador, que empezó con 40 miembros y entregué con 250 empresas adheridas. Fui el ‘speaker’ principal en un evento mundial en Portugal, en Cancún (México), y pude llevar adelante el proyecto de Pacto Global que es “Líderes por los ODS”, el cual ha sido reconocido como el mejor programa que hay en un país en esta línea. Ecuador, en todo lo que es comunicación y propuesta de valor de Pacto Global, ha sido el país a seguir como ejemplo en la región.