Carla Zarlenga y Alfonso Espinosa presentaron ‘BE COACH’

Desde hace 19 años, Alfonso Espinosa y Carla Zarlenga se dedican a la capacitación e intervención en equipos empresariales para llevarlos a lograr un alto desempeño. En este 2019 lanzaron la colección de libros BE COACH, compuesta por cuatro: El Lenguaje, Las Emociones, El Método y El Cuerpo.

Por Sandra Zambrano

Alfonso Espinosa y Carla Zarlenga son una pareja que se complementa perfectamente. Los une el amor por su familia y por lo que hacen. A lo largo de casi 20 años han venido desarrollando una metodología de coaching que ha demostrado ser eficiente y práctica.

Ilustraciones del libro Be Coach Ilustraciones del libro Be Coach / Cortesía

Han certificado como coaches ontológicos a cientos de líderes de organizaciones nacionales e internacionales con su programa TBC. Ahora presentan el resultado de años de trabajo y de todo el esfuerzo de un equipo de 12 personas que están junto a ellos.

No solo reflejan cómo aterrizar la teoría y el proceso del coaching ontológico de forma comprensible, sino que está plasmado de experiencias que llevan al lector a conectarse a través de sus historias con emociones que quizás pensaban que no eran capaces de sentir, o que temían sentir.

Coach ontológico, ¿qué es?

“El coach que promovemos es una persona que ayuda a otro y facilita el tránsito para llegar a la meta” dice Alfonso.

“Nosotros lo llamamos cambiar la forma de ver el mundo. Aquello que posiblemente lo interpretas como malo, empiezas a cuestionarlo y tener otra mirada sobre ese mismo fenómeno. Por eso en el libro de cuerpo les enseñamos a leer los rostros, son sumamente gráficos y están hechos de tal manera que puedas tener una experiencia: olerlo, sentirlo, vivirlo emocionalmente.

Tienes ilustraciones que son únicas de cada texto y te permiten de manera visual empezar a enamorarte de lo que vas a leer, no es complicado, es una lectura fácil pero sin que por la simpleza, pierda la esencia”, dice Carla.

Ilustraciones del libro Be Coach Ilustraciones del libro Be Coach / Cortesía

¿Quiénes pueden leer este libro?

“Todos aquellos que deseen reinventarse a sí mismos, mejorar su salud tanto física como mental-, empoderarse y empoderar a otros para vivir inmersos en una pasión contagiosa. Entonces, no importa si eres coach, psicólogo religioso, árbitro de fútbol, empresario, político cuestionado o suegro complicado”, ese es una de las partes del libro, lee Alfonso dejando claro que todos pueden disfrutar estas lecturas.

¿Cuándo decidieron realizar este proyecto?

Alfonso: “En 2015 lo planeamos pero no se concretó. Pero en 2018 tomamos la decisión, así que armamos un equipo de trabajo. Yo siempre soñaba, cuando iba a una librería, encontrar un texto de cuerpo que me ayude a entender como ‘coach’ de qué manera puedo desarrollar más habilidades para trabajar en el cuerpo y no había. Yo siento que no hay un libro en el mercado, no solo ecuatoriano, por lo menos en el latinoamericano que tenga las características de nuestros libros”.

¿Cómo empezaron en el coaching?

Alfonso: “En 2001, yo trabajaba en una multinacional y me enviaron a certificarme en coaching ontológico pero lo cuestioné. Sin embargo, me impactó muchísimo, me permitió generar un gran cambio conmigo y mi familia. Después convencí a Carla y un año después se certificó”.

Carla: “Me la vendió como una herramienta que podía ayudarme a facilitar mis entrevistas, (en ese tiempo trabajaba en medios) y conseguí el propósito. Me empezó a ir muy bien y me quedé sin entrevistados porque sentían un poco de temor de ponerse en este espacio y con preguntas muy directas que los desencajaba. Fue una buena forma de darme cuenta del poder que tiene esto. Luego decidimos llevarlo a nivel empresarial. En 2006 empezamos con la empresa de coaching en Ecuador y desde ahí todo ha sido bueno. Somos gratos con el país, las empresas y nuestros maestros. Nos han permitido crecer, evolucionar y aprender. A partir de estas experiencias hemos llegado a completar estos libros”.

¿El impacto en la vida de otros, cómo es?

Alfonso: "Cuando te das cuenta que tú impactas en la vida de otros es el mejor pago que puedes tener y fue ahí cuando tomé la decisión de dejar el mundo organizacional”.

Carla: “Curiosamente si bien estamos ayudando a otros, el que está sentado al otro lado no tiene idea de cómo está impactando en la vida de uno. Yo me llevo cada historia conmigo y me convierte en una mejor persona".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo