Paola Pabón impulsará la productividad y el empleo en Pichincha

Paola Pabón encabezó la preferencia del electorado para ocupar el cargo de Prefecta de Pichincha, indica que su compromiso es hacer una provincia productiva que, desde varias áreas, genere empleo.

Por Andrea Martinez

Paola Pabón se convirtió en la primera mujer que administrará la Prefectura de Pichincha, tras los resultados obtenidos en las últimas elecciones seccionales.

Según sus palabras, esto significa que la prefectura debería tener un enfoque diferente. Además, aseguró que una de sus principales motivaciones es "devolverle a la provincia, lo que le ha permitido ser".

¿Por qué buscó ser la nueva Prefecta de Pichincha?

Tengo 41 años y más de la mitad de mi vida he sido servidora pública. Empecé a trabajar a los 18 años como promotora comunitaria en el Consejo Provincial de Pichincha y me impactó el hecho de que una provincia donde está la capital de la República, existan cantones que no tengan servicios básicos, escuelas unidocentes donde los estudiantes se sientan en tachos de pintura. Desde ahí sueño con hacer de esta provincia diferente.

¿En qué se enfoca su plan de Gobierno?

Estamos planteando cinco ejes: económico-productivo, social y humano, ambiental- patrimonial, vialidad y conectividad, y el buen gobierno. Los hemos puesto en ese orden porque el primer punto es un gran paraguas para desarrollar los otros objetivos.

“Soñamos con una Pichincha, productora, agroexportadora, industrial y turística, con la finalidad de generar empleo”.

¿Cómo se lo trabajará?

Creemos que la provincia puede ser productiva y hay que hacer todos los esfuerzos para que se cumpla. Excepto Rumiñahui y Quito, se tiene seis cantones dedicados a la producción y no hemos logrado en 10 años una política que motive a esos productores a trabajar de manera coordinada, no se han construido centros de acopio, no se ha logrado que esta ruralidad aporte a Quito desde una lógica de seguridad y soberanía alimentaria. Soñamos con crear la Corporación Pichincha, de alianza público privada, para capacitación a agricultores, crédito temprano y trabajar en la marca Pichincha, para dar valor agregado a la producción, agrícola, artística o artesanal, entre otras áreas.

Esta marca Pichincha debe significar un alto estándar de calidad, con condiciones de comercio justo, productos humanos, buenas condiciones laborales y precios competitivos en el extranjero. Soñamos con una Pichincha, productora, agroexportadora, industrial y turística, con la finalidad de generar empleo.

La pobreza en Quito ha aumentado 5 puntos en el último año y medio, y hay una cifra que me atormenta: aproximadamente 25 mil jóvenes, entre 25 y 30 años, con título de tercero o cuarto nivel, no son parte de la Población Económicamente Activa. Quito tiene talento humano que no está siendo aprovechado y si no generas riqueza, no puedes distribuir derechos ni distribuir igualdad.

También tenemos el proyecto del Puerto Seco. Tenemos el Aeropuerto de Quito con excelente infraestructura y conectividad, y estamos soñando en un nuevo parque industrial que concentre la actividad que hay en Quito, con lo cual se evitas contaminación, problemas de tránsito y puedes generar cadenas productivas. Necesitamos el compromiso de la empresa privada que está pidiendo a gritos que tengan liderazgo provincial que piense en ellos.

Cuando generas empleo digno estás resolviendo problemas estructurales de las familias. Si tienes un ingreso, puedes mantener a tu familia y están seguras. En Quito, se está viviendo un incremento del consumo de drogas en jóvenes y eso implica que necesitamos espacios verdes y deportes alternativos. Sueño con la primera cicloruta en Pichincha, para fomentar deportes al aire libre y hacer de estos espacios para la familia y la juventud.

¿Qué se hará en el área social?

Sueño con un territorio libre de violencia contra las mujeres y cualquier tipo de discriminación. Los pichinchanos somos gente buena y siento que eso se está perdiendo. No pueden seguir muriendo nuestras mujeres por violencia de género a vista y paciencia de la comunidad, esa debe ser la diferencia al tener una primera mujer prefecta, que combata esa situación exigiendo igualdad de condiciones, obligando a una relación armónica entre ambos sexos y lograr que los derechos nuestros sean de primer orden.

Tenemos que dejar una marca distinta diferente. Solamente en el cantón Los Bancos, la mayoría de población es masculina. Pichincha es una provincia femenina. Es por eso que algún mensaje importante debemos mandar desde nuestra provincia en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

¿Qué hacer en el tema  vial?

Se concluirá la ampliación de la vía Aloag- Unión del Toachi y se estabilizará taludes con obra civil que desvíe el agua de las montañas. Sabemos que está pendiente la construcción de tres túneles, así que vamos a trabajar con el Gobierno Nacional para lograr presupuesto, o sino, desarrollaremos un plan B. En la Calacalí- La Independencia, estableceremos en Nanegalito y Los Bancos unos pasos elevados para romper el cuello de botella que se hace conflictivo en feriados.

El tema de vialidad lo planteamos con una nueva lógica: hacer de Pichincha nuestro destino, hacerla una potencia turística. En lugar de pensar cómo los quiteños saldrán de su ciudad, pienso en una provincia que va a recibir visitantes de varios puntos del país.

Soñamos con que las 53 parroquias sean “pueblos vivos” y para ello hay que generar condiciones, como seguridad, conectividad, gastronomía y hospedaje, para  generar empleo para los pequeños negocios, medianas y grandes empresas.

Es inadmisible que 600 mil personas visiten la Mitad del Mundo pero que ninguna vaya a San Antonio de Pichincha. ¿Por qué no pensar en un corredor turístico que nos permita recorrer y conectar más sitios de interés, como Calacalí, Tulipe, Chaupi, entre otros?

¿Qué lógica se manejará en el tema económico?

En el tema económico hay que cambiar la lógica de inversión de la Prefectura. Vamos a tener que invertir los recursos y esfuerzos, así como la capacitación para lograr nuestro objetivo. Por eso queremos que el Instituto Tecnológico que tiene Pichincha esté conectado a la Corporación Pichincha y cambiar la lógica de profesionales en la Provincia. Actualmente aporta a la sociedad con contadores y administradores, pero si queremos hacer una provincia productiva necesitamos expertos en turismo, idiomas, técnicos en riego, en agricultura, en calidad, entre otros. Planteamos una formación dual, para que desde el momento en que estudias, ya te enroles en la cadena económicamente productiva.

 

Pichincha pide “a gritos” empleo

La candidatura me ha permitido volver a caminar la provincia, y la gente pide a gritos empleo. Por más que quieran maquillar la cifras de desempleo, su aumento es vertiginoso. Los comerciantes informales piden que se los deje trabajar, los jóvenes y mujeres piden oportunidades. Es por eso que tenemos que dejar una marca distinta de trabajo en la Provincia. Pichincha es una provincia femenina, por eso, algún mensaje importante debemos mandar.

Más sobre el perfil de Paola:

  • Nació en Ibarra y cursó sus estudios en dos reconocidos colegios de Quito.
  • Estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Central del Ecuador.
  • Fue electa por dos periodos como asambleísta y también fue Secretaría Nacional de la Política en 2016.

Proyectos

  1. Se plantea la construcción de un Puerto Seco. Además, gracias a la infraestructura y conectividad del Aeropuerto de Quito, estamos soñando en un nuevo parque industrial que concentre la actividad que hay en Quito, evitando temas de contaminación, tránsito, y propiciando la generación de cadenas productivas.
  2. Creación de la primera cicloruta de Pichincha y  fomento de deportes al aire libre, con espacios para la familia y la juventud.
  3. Cambiar la malla curricular del Instituto Tecnológico que tiene Pichincha para generar profesionales técnicos para la nueva visión productiva.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo