Destacado TV

Rafael Correa define cuatro razones para su regreso a Ecuador

El exmandatario afirma que son cuatro las razones que motivan su regreso al país.

Por Agencias

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa afirmó que con su regreso a Ecuador, este fin de semana, busca una "depuración" del movimiento oficialista Alianza País (AP) ante la "traición" del actual mandatario, Lenín Moreno."Frente a esta traición es necesario cambiar y de hecho expulsarlo del movimiento y ratificar a Ricardo Patiño en la presidencia. Para eso hemos organizado la séptima convención, y para darle impulso mis compañeros me pidieron regresar", indicó.

Para Correa, este regreso a su país "tal vez es un retorno que no quería hacer a la política. Porque yo quería retirarme unos años, tener paz, privacidad, seguridad con mi familia". En cambio, consideró que su sucesor ha incurrido en una "traición peor que si hubiese ganado la oposición", algo que le ha "obligado a regresar al país".

Correa lamentó que el actual presidente haya tratado de "apropiarse de la vicepresidencia metiendo preso al vicepresidente", Jorge Glas, inculpado por el caso de corrupción Odebrecht y a quien consideró un "preso político" por considerar que no hay pruebas en su contra.

También acusó a Moreno de dar un "golpe de Estado" con la organización de una consulta popular para eliminar la reelección indefinida que Correa impulsó, y que a su juicio sólo muestra "debilidad" del Gobierno al tratar de inhabilitarle, y de "apoderarse de AP comprando gente, presionando, engañando"."Por ello regreso, porque nuestros compañeros han sido perseguidos, agredidos, amenazados. Sin embargo, siguen ahí defendiendo los principios de la revolución", subrayó.

Correa consideró que debe asistir a la convención de AP para "cambiar la presidencia del movimiento, que está en manos de Lenín Moreno; yo mismo lo impulsé".El exmandatario incluso animó a Moreno a impulsar un movimiento alternativo: "Que lo haga. No podemos tener no sólo el alto a la revolución ciudadana, sino la contrarrevolución en nuestras propias entrañas", apostilló.

En su opinión "la ruptura está dada. No podemos caer en falsas uniones".Correa insistió en que "razones familiares muy fuertes" le llevan a seguir residiendo en Bélgica, de donde es originaria su esposa, y que su idea era "probablemente retirarme definitivamente de la política"."Siempre dijimos que todos debemos ser necesarios y que nadie debe ser imprescindible. Pero tal vez pecamos de ingenuos, de exceso de confianza, al final de vanidad, al creer que en diez años habíamos hecho lo suficiente para impedir que se nos regrese al pasado. Y en menos de seis meses lo han logrado", indicó."Por eso tenemos que seguir presentes", advirtió, y agregó que "veremos cómo se presentan las cosas en el futuro" y que "jamás eludiremos nuestras responsabilidades históricas". EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo