El fútbol ecuatoriano busca justicia tras supuesto amaño de partido

La Ecuafútbol tomará declaraciones de un directivo de Macará de Ambato y tres jugadores de El Nacional. Se fortalecen las investigaciones para aclarar casos de supuestos amaños en el fútbol ecuatoriano.

Por Santiago Argüello

La Comisión Disciplinaria de la Ecuafútbol recibirá el 24 de octubre de 2018 a Miller Salazar, el presidente de Macará, en las instalaciones de la Federación, en Guayaquil.

Tulio Valdiviezo, integrante de la Comisión, explicó que allí se escuchará las versiones del directivo y de tres futbolistas involucrados en el supuesto amaño en un partido del torneo.

Se trata de los jugadores de El Nacional: Ángel Gracia, Édder Fuertes y el golero Johan Padilla, quienes deberán acudir a la audiencia en la FEF.

 

Mire lo que pidió la Liga Pro a la Asamblea Nacional.

 

Tanto en Macará como en El Nacional hay expectativa por saber si en esta reunión saldrán más luces sobre este hecho y por ende las sanciones que podrían existir hacia los implicados, si se descubriera irregularidades.

Confianza en El Nacional.

El presidente de El Nacional, Tito Manjarrez, señala que espera lo que deje esta reunión, con calma, ya que confía plenamente en sus jugadores.

 

Aquí no hay culpables hasta que se demuestre fehacientemente si tuvieron algo que ver. Así que los muchachos tienen toda la confianza del club y seguirán jugando normalmente”.

 

El principal del equipo militar dice que “se acatará a ‘raja tabla’ cualquier sanción que imponga la Federación de Fútbol si es que se llegase a descubrir algo”.

En caso de que se descubra algo irregular, los jugadores podrían ser sancionados con años fuera de las canchas, por lo que deberían marcharse del equipo ‘militar’.

 

 

En este asunto cabe recordar que el principal de Macará Miller Salazar puso una denuncia contra Livingston Huacón, supuesto involucrado como mediador para ‘amarrar partidos’, por “delito de extorsión”.

 

El bus que transportaba a Macará estuvo en peligro en Guayaquil.

 

En ese caso, Manjarrez asegura que está de acuerdo que haya sanciones en los dos niveles, el deportivo y el penal, según corresponda, siempre y cuando haya la comprobación absoluta de los hechos.

¿Qué opina la FEF?

“La Fiscalía realiza una indagación impulsada por Macará. La Comisión Disciplinaria hará lo mismo esta mañana en este caso".

 

Hay que escuchar a las partes con todos los elementos y dar espacio a la legítima defensa. Han sido llamados los futbolistas y el directivo”, explicó Tulio Valdiviezo, vocal de la Comisión de Disciplina de la FEF.

 

Valdiviezo explica que el reglamento que rige el fútbol ecuatoriano indica que si se descubre que un dirigente ofrece o entrega presentes o dinero para amañar un partido, hay sanción para el dirigente y para el club que incluso podría perder la categoría.

El colaborador de la FEF comenta que este tipo de casos no prescribe por lo que si se llegase a descubrir irregularidades, los implicados pagarán las consecuencias en uno, dos, tres años… los que pasen hasta que todo se aclare.

Si se supiera de algo con todas las pruebas este mismo año, el Macará perdería la categoría, lo que es complejo porque a veces las investigaciones toman tiempo ya que todos tienen el legítimo derecho a la defensa y se debe escucharlos con todo el cuidado requerido.

 

Ocho equipos buscan la final y la copa en el torneo nacional de fútbol.

 

En el caso de El Nacional, si se descubre que los jugadores han recibido dineros por ‘amarrar partidos’, tendrán su sanción ejemplar que significaría complicaciones en su carrera deportiva.

Las dudas dicen ‘presente’.

Ante estos hechos que generan incertidumbre en hinchas, jugadores y directivos del fútbol, la Liga Profesional de Ecuador (LigaPro) ha pedido a la Asamblea Nacional que se considere la inclusión en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) del delito por “fraude deportivo”.

Esto para evitar que se haga daño al deporte y quienes lo siguen.

Vale recordar que Miller Salazar de Macará está sancionado y se ha abierto un expediente al equipo, mientras se dan las investigaciones que se hacen más fuertes desde con las declaraciones de los supuestos implicados.

Mientras tanto, la ciudadanía y el periodismo se pregunta cómo podría ayudar Livinston Huacón para dar más luces en este caso, quien, con su propia voz, ha dicho en medios de comunicación que ha actuado como intermediario en estos supuestos casos de amaño.

 

El balompié ecuatoriano está ligado a la mafia. Es el último partido que trabajo en esto”

dijo Huacón en un medio comunicacional y reveló que han habido 26 casos como este en el pasado.

TE PUEDE INTERESAR:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo