BBC Mundo

La batalla de la Guerra Fría que se libró en la órbita de la Luna

La misión espacial de la NASA Apolo 8, ejecutada hace medio siglo, no solo allanó el camino para la llegada del ser humano a la Luna sino que supuso una de las grandes batallas de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Es 21 de diciembre de 1968, 7:50 de la mañana, Cabo Kennedy, Florida. Los tripulantes del Apolo 8 -Frank Borman, Jim Lovell y Bill Anders- están amarrados en sus asientos, a unos 110 metros de altura en la parte alta del primer Saturno V tripulado, el cohete más poderoso que se haya construido en la historia.

Mientras transcurren los segundos finales antes del despegue tienen poco que decir o hacer. Unos cuatro millones de litros de combustible están a punto de hacer combustión bajo ellos.

Están, como dijo el comentador de la televisión de la BBC que presenció el hecho, "sentados sobre el equivalente a una bomba enorme".

Y hay muchas razones para estar preocupados.

Durante las pruebas previas no tripuladas del Saturno V, unos meses antes, las fuertes vibraciones y la fuerza gravitacional registradas poco después del lanzamiento habrían matado a cualquiera que hubiera estado a bordo.

  1. "Fuimos a explorar la Luna y descubrimos la Tierra": 50 años de Earthrise, la foto que cambió la forma en que vemos el mundo
  2. Por qué ningún país volvió a enviar a una persona a la Luna desde el Apolo XVII en 1972

Y aunque el cohete ha sido modificado desde entonces,la NASA le ha advertido discretamente a la esposa de Borman que las probabilidades que su esposo tiene de sobrevivir a la misión son de 50/50.

Tags

Lo Último


Te recomendamos