BBC Mundo

Cómo un científico colombiano y una flor artificial ayudaron a descifrar el enigma de los colibríes

Alejandro Rico-Guevara diseñó una flor de vidrio para comprender cómo las aves extraen néctar de las flores y demostrar que lo que se creía hasta entonces estaba errado. El biólogo habló con BBC Mundo sobre su pasión por los colibríes y como un encuentro cercano en la Amazonía le cambió la vida.

Fue un encuentro con un colibrí en la Amazonía lo que marcó para siempre a Alejandro Rico-Guevara.

"Se acercó volando como una flecha y revoloteó frente a cada uno de nosotros por fracciones de segundo que parecieron una eternidad", relató el biólogo colombiano a BBC Mundo.

"Allí fue cuando entendí que los colibríes eran diferentes a todos los otros animales salvajes que había visto. Me quedé fascinado con su personalidad y quise aprender todo lo que pudiera sobre ellos".

Recomendados

Uno de los grandes misterios en torno a estas aves era cómo lograban extraer el néctar de las flores. Siendo estudiante de doctorado en el laboratorio dirigido por la científica Margaret Rubega en la Universidad de Connecticut, Estados Unidos, el biólogo creó una flor de vidrio para filmar a los picaflores y logró develar el enigma.

BBC Mundo habló con Alejandro Rico-Guevara sobre su descubrimiento y por qué los colibríes son "más increíbles de lo que nadie hubiese pensado".


Tu trabajo demostró que era errónea la teoría tradicional sobre cómo beben los colibríes. ¿Qué decía aquella hipótesis?

Se pensaba que los colibríes tomaban su alimento por capilaridad, es decir, que el néctar subía por la lengua debido a la atracción de las moléculas de agua a los tejidos y entre ellas.

En este esquema, la lengua es pasiva, como un tubo hueco pequeño que se acerca al líquido y se llena automáticamente sin cambiar de forma.

¿Por qué te parecía que no era la explicación correcta?

Este sistema de capilaridad es simple y fácil de modelar con ecuaciones. Y las predicciones de estas ecuaciones contradecían el comportamiento de los colibríes.

Por ejemplo, estas aves prefieren concentraciones de néctar diferentes a las esperadas y no muestran un mayor consumo cuando cambia la orientación de la flor.

¿Cómo diseñaste una flor artificial para dilucidar el misterio?

Fue mucho ensayo y error.

Necesitaba utilizar materiales livianos, inofensivos y amigables con la filmación y las interacciones con el néctar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos