BBC Mundo

Agustín Fuentes: “Algunos estudios afirman que somos las criaturas más benévolas del planeta”

¿Por qué el ser humano es una especie única y dominante? Hasta ahora, las teorías evolutivas hablaban de selección natural, agresividad, inteligencia y cooperación. Pero el antropólogo estadounidense Agustín Fuentes cree que hay algo más importante: la “chispa creativa”. Fuentes habló con BBC Mundo en el marco del Hay Festival de Cartagena.

De las millones de especies que pueblan la Tierra, solo una fue capaz de construir cohetes y aventurarse al espacio.

Pero ¿cómo fue posible?

Eso es lo que ha tratado de responder el antropólogo estadounidense de origen español Agustín Fuentes, de la Universidad de Notre Dame, en Indiana.

En su libro The Creative Spark: How Imagination Made Humans Exceptional ("La chispa creativa: cómo la imaginación hizo excepcionales a los humanos", 2017), Fuentes asegura que la creatividad, más que cualquier otra cosa, nos convirtió en una especie única y dominante en el planeta.

Es una afirmación audaz (y polémica), porque desde Charles Darwin en adelante las teorías evolutivas han sostenido que lo que ha distinguido al Homo sapiens del resto de las criaturas es su inteligencia excepcional, su agresividad y, a la vez, su capacidad innata de cooperar.

Fuentes, quien también es un explorador de la revista National Geographic, sostiene que la paleontología y la antropología han avanzado muchísimo desde la época de Darwin y que la nueva evidencia científica ofrece una mirada diferente la evolución humana.

El investigador habló con BBC Mundo antes de su participación en el Hay Festival de Cartagena, que se celebra esta semana en la ciudad colombiana.


¿Cómo llegó a la conclusión de que la creatividad, la imaginación, es lo que hizo a los seres humanos únicos y dominantes?

Como soy antropólogo, me puse a investigar dos millones de años de historia evolutiva para ver cuáles fueron los retos, las necesidades y los conflictos que llevaron a los humanos a manipular el mundo para crear una civilización como la que conocemos.

Algunos estudios dicen que somos como somos porque competimos de forma agresiva entre nosotros y con otras especies. Otros afirman que somos las criaturas más benévolas del planeta y que colaboramos mejor que otras criaturas. Sí, todo eso es cierto.

Sin embargo, lo que decididamente nos distingue del resto de las especies es la capacidad de jugar entre lo que es y lo que puede ser: podemos imaginar cualquier cosa y concretarla en obras materiales y espirituales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos