Más de USD 4 000 millones por subsidios hasta el 2021

El Gobierno analiza la focalización de los subsidios en el próximo plan económico. Ecuador es el octavo país del mundo con el precio de la gasolina más bajo, según un informe de informe de Global Petrol Prices y Patio Tuerca.

Por Eva Acosta

Ecuador está a la espera de que esta semana el Gobierno presente un plan económico, por la grave situación que atraviesa el país.

 
El tema de los subsidios es uno de los principales a tratar por el Ejecutivo. En específico, el del combustible, cuyo impacto al cierre de diciembre 2017 fue de USD 1.900 millones al erario nacional.

 
Y es que las cifras frías de lo que al Estado le cuesta financiar los subsidios ya fueron presentadas por el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez al Frente Económico del Ecuador, a inicios de este mes. Se calcula que los subsidios de combustibles representarán hasta el 2021 un monto de USD 4.000 millones.

 
Si bien los subsidios, que en 70% se destinan al combustible, sirven para nivelar los ingresos de las personas menos favorecidas, este ingreso dinamiza la economía, pues aumenta el consumo y, por lo tanto, la producción.

 
Y aunque su costo es alto, se convierten en un “gasto necesario” cuando de sostener la economía de un país se trata. Así lo define el presidente del Colegio de Economistas del Guayas, Larry Yumibanda.

 
Para el experto económico Alberto Acosta la solución sería focalizar el subsidio. “Hay que estar consciente que hay grupos de la población que requieren de ellos (subsidios) y otros no”, dice Acosta.

 

 

 

¿Es factible la eliminación de subsidios?

 

Si bien los subsidios, que en 70% se destinan al combustible, sirven para nivelar los ingresos de las personas menos favorecidas, este ingreso dinamiza la economía, pues aumenta el consumo y, por lo tanto, la producción.

 

Se calcula que los subsidios de combustibles representarán hasta el 2021 un monto de USD 4.000 millones.

 

Sin embargo, el Ministro de Hidrocarburos ya ha aclarado “que no se está hablando en el informe de una eliminación de subsidios”.

 

Y aunque su costo es alto, se convierten en un “gasto necesario” cuando de sostener la economía de un país se trata.

 

Así lo define el presidente del Colegio de Economistas del Guayas, Larry Yumibanda.

 

Al consultarle si el escenario económico actual del Ecuador exige eliminar los subsidios, la respuesta de Yumibanda se dividió, pues “para llegar a eso hay que medir lo económico y lo político de cada uno de los subsidios”.

 

El subsidio económico tiene que ver con el peso que representa en el presupusto estatal y el político, con la aceptación del Gobierno frente a la ciudadanía.

 

“Como ejemplo, el bono de desarrollo humano es un subsidio político y el de la gasolina es estatal. Aquí el que no se define es el gas, porque beneficia a pobres y a ricos, no es un subsidio focalizado. Ahora su eliminación podría originar el levantamiento de la población, por ello, son decisiones que no se pueden tomar de la noche a la mañana”; explica el economista.

 

 

El camino sería la focalización del subsidio

 

Para el 2018 el Gobierno destinó 3.407 millones de dólares para mantener los subsidios. De ese total, la mayor parte se lleva la importación de combustible: $1.707 millones de dólares, de los cuales $1.000 millones son para el Diesel.

 

 

Para el experto económico Alberto Acosta es tiempo ya de focalizar el subsidio.

 

“En el tema de subsidios hay que estar consciente que hay grupos de la población que requieren de ellos y otros no”, señala Acosta.

 

Los principales sectores beneficiados son la pesca artesanal y el transporte público y de carga.

 

“Si logramos racionalizar los subsidios en el país la presión para la ciudadanía va a ser menor, la presión para subir los aranceles, los impuestos”, explica.

 

 

Quienes también piden una revisión al valor de los combustibles son los distribuidores, pues aseguran que por 15 años el margen de comercialización ha sido el mismo mientras que la inflación y los costos de operación han aumentado.

 

“Por lo menos que en todos los productos devuelvan el margen del 18% sería bueno”, dice Leonardo Alvarado, distribuidor de combustibles en Guayas, quien agrega que el sector está molesto.

 

“Queremos ser escuchados, pensamos en realizar plantones, marchas para que se revisen las tarifas”, dice Alvarado.

 

Reconoce que no pueden paralizar el servicio de distribución del combistible, pero analizan medidas ante la falta de revisión de las tarifas.

 

 

Ecuador, con los precios más bajos de la región

 

Mientras que en Ecuador un galón de Extra está en $1,48; en Colombia se lo vende a $2,57 y en Perú a $3,40.

 

El precio del galón de Súper varía y puede llegar ahasta los 2,40 centavos y el Diesel a 0,37 centavos.

 

En Ecuador un auto promedio se tanquea con $15; en Colombia con $30 y en Perú con $40.

 

Cabe destacar que en Ecuador por la construcción de hidroeléctricas se han logrado importantes ahorros en consumo de combustibles fósiles y reducido en forma sustancial la importación de los mismos que se usaban en las plantas termoeléctricas.

CIFRAS

 

En el país hay 1’965.538 carros livianos y 301.806 vehículos comerciales que se dedican al transporte urbano y de carga. Estos tienen subsidios en los combustibles por parte del Estado.

 

Con $ 0,39 centavos, el país figura en el primer lugar en el ranking de precios en derivados de combustible.
En Ecuador el precio de gasolinas, diésel y gas licuado de petróleo en la cadena de comercialización, se mantiene congelado desde el año 2000.
Te puede interesar:

 

 

 

 

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo