Armada y Prefectura contratarán dragado del Río Guayas

Licitación en curso fue declarada desierta, pero inmediatamente se inició nuevo proceso contemplado en la ley para remover cerca de 5 millones de m3 de sedimento entre islote El Palmar y La Puntilla.

Por Eva Acosta

Una vez que el pasado viernes 2 de marzo fue declarada desierta la licitación internacional para el dragado de los alrededores del islote El Palmar, hoy,  5 de marzo 2018,  la Prefectura empezó acercamientos con la Armada para contratarla bajo la modalidad de régimen especial.

 

armada dragado rio guayas noticias guayaquil

De esta manera se concreta la obra en beneficio de Guayaquil, Guayas y el país.

 

El director de Riego y Drenaje, y el coordinador de Contratación Pública de la Prefectura, Nicanor Moscoso y Alfredo Escobar, respectivamente, dieron los pormenores del proceso.

Declararon desierta la licitación anterior

Moscoso señaló que en el proceso que comenzó la Prefectura, el 15 de diciembre de 2017, se contó con muchos interesados que llegaron a presentar cerca de 30 preguntas, que fueron respondidas en el plazo que daba la ley.

Pero solo tres ofertas llegaron de forma física; la comisión calificadora detectó que dos de ellas  no cumplían con los parámetros técnicos y financieros, y la tercera –aunque cumplía con los requisitos- había fallado en formalidades en la presentación de la documentación.

Escobar agregó que uno de esos consorcios lo integraba la Armada, que tenía un error de forma insubsanable: obviaron la firma del formulario de compromiso de la oferta.

“Parece algo sencillo, pero la ley es clara y mandataria, y nos dice que si no se firma el formulario, no se puede convalidar, no hay cómo subsanarlo y debemos rechazar esa oferta”.

Por ello, la comisión sugirió declarar desierto el proceso; y, coincidentemente, el Servicio de Compras Públicas recomendó tomar la misma decisión.

“El prefecto Jimmy Jairala, en aras de que este trabajo se lleve adelante por el bien del país y de la provincia, dio las instrucciones que continuemos legalmente el proceso y se declaró desierto el día 1 (de marzo) y el día 2 ya estaba publicado”.

¿La obra?

Pero la obra no se detendrá ni se retrasará. De forma inmediata, se procedió a retomar una comunicación que, el pasado 4 de enero, le hiciera llegar el Servicio de Dragas de la Armada Nacional.

En ella, la institución castrense pedía un régimen especial para encargarse del trabajo.

En ese momento, la respuesta del Gobierno Provincial es que no se podía suspender un proceso que se encontraba en marcha y se los invitó a presentar una oferta (lo que hicieron de la mano de un consorcio).

Ahora, “le hemos pedido a la Armada que nos actualice su interés de hacer esta contratación bajo régimen especial. Hoy (lunes), en la mañana, nos han respondido que están en condiciones de llevar adelante ese proceso, y que tenían las condiciones técnicas y financieras; entonces, vamos a seguir adelante con el proceso, bajo un régimen especial, con el Servicio de Dragas de la Armada”.

Nuevo proceso de licitación

Formalmente, el viernes 9 de marzo empezará el nuevo proceso de contratación con las mismas bases. El régimen especial consiste en un proceso simplificado a través del cual, dos instituciones del Estado pueden recurrir a una contratación directa.

Moscoso agregó que, a finales de marzo, se espera adjudicar el contrato; mientras que la firma demora otros 15 días más.

 

“Los plazos que tiene el cronograma de trabajo es mandatorio en el sentido de que, en 60 días, la draga ya estaría en el país, lo que resulta más adecuado y procedente para trabajar, porque será cuando ya esté terminando la temporada de lluvias”.

 

Al Servicio de Dragas le tocará remover 5 millones de m3 de sedimento en el canal que se forma entre el islote El Palmar y La Puntilla, en un plazo de 24 meses.

“El río Daule mide 1.200 metros en su desembocadura (al Guayas), mientras que entre El Palmar y La Puntilla hay 600 metros, y el riesgo es que se reduzca el caudal a la mitad, lo que produciría que haya inundaciones aguas arriba y en Guayaquil”.

La inversión es de USD 60 millones. La obra incluye el depósito del sedimento atrás del sector de Peñón el Río, en Durán, cuyo relleno serviría para el Plan Casa para todos, que impulsa el gobierno del presidente Lenín Moreno.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo