Deportes

Spotify, el gran inversionista que ayudó al Barcelona a reforzar la plantilla

El Barcelona cerró el fichaje de Robert Lewandowski, así como el de Raphinha, pero todavía van por otro jugador más.

Barcelona salió del bache gracias a Spotify.

En el pasado mes de marzo, el FC Barcelona y Spotify llegaron a un acuerdo millonario, en el que la empresa de streaming se convirtió en uno de los principales patrocinadores del club.

De hecho, este contrato dejo estipulado que el estadio del conjunto blaugrana incluiría el nombre de la marca.

Por tal motivo, el inmueble pasó a llamarse Spotify Camp Nou, un cambio trascendental para la institución.

Spotify ayudó al Barcelona a salir de la crisis monetaria

Joan Laporta, presidente del Barça, tenía claro a su llegada que el equipo estaba pasando un pésimo momento financiero, por ello puso manos a la obra y encontró aliados que lo ayudarán a salir del bache.

La empresa de streaming de música es una de las más importantes a nivel mundial, por lo que cuenta con el suficiente capital para hacer una inversión de esta envergadura.

Aunque no se dieron cifras oficiales, algunos medios españoles detallaron que Spotify pagará cerca de 70 millones de dólares por temporada.

El contrató se cerró por cuatro años, situación que hará ganar al cuadro blaugrana poco más de 280 mdd.

Sin embargo, esta cantidad podría aumentar por las variables, ya que Spotify multiplicará su cuota cuando el Campo Nou se remodele en 2025, así lo detalla una de las cláusulas.

“Por la magnitud del contrato, este es el acuerdo de patrocinio más importante que el club ha firmado en su historia. “Habrá conciertos en el Camp Nou y con el equipo femenino seguro que encontraremos nuevas formas de colaboración que reforzarán nuestro compromiso con la igualdad. Hay mucho camino por recorrer conjuntamente con Spotify”, sentenció Joan Laporta.

Ya dan fruto las ganancias

Barcelona pasó un año complicado en 2021, luego de que la crisis global alcanzara sus arcas y los números rojos fueran protagonistas.

De hecho, los culés tuvieron que deshacerse del último ídolo de la institución, Lionel Messi, puesto que el club no tenía la solidez financiera necesaria para pagar su sueldo.

Además, tuvieron que contratar jugadores que no les representara un gasto importante, por lo que optaron por elementos que concluyeron contrato con sus antiguos equipos.

Pero en esta nueva campaña todo cambió, Laporta tiene claro que el éxito deportivo trae ganancias y salió a pescar al mercado peces gordos.

La directiva mantuvo su filosofía e integró a Franck Kessié y Andreas Christensen gratis, pero dio dos golpes monetarios importantes.

El primero de ellos fue Raphinha, el brasileño proveniente del Leeds United, por el que abonaron una cantidad cercana a los 50 millones de dólares.

Además, el cuadro culé concretó su más grande ambición de la última época y se hizo con los servicios de Robert Lewandowski, quien llega proveniente del Bayern Múnich por 50 kilos más.

La última ambición de Xavi Hernández es Bernardo Silva, mediocampista del Manchester City, que, actualmente, está valuado en 88 millones de dólares.

Este movimiento es el más complicado, puesto que Pep Guardiola no lo quiere dejar ir, pero el Barcelona pujará hasta el final del mercado de fichajes, ya que quieren volver a la élite del balompié mundial.

Tags

Lo Último


Te recomendamos