Comercial

Semana mundial de la lactancia materna: beneficios para el niño y la madre

La leche materna es el alimento ideal para el bebé y puede extenderse durante los dos primeros años de vida.

Dra. María del Cisne Argüello Bermeo, pediatra gastroenteróloga del Hospital Metropolitano

Nos encontramos en plena Semana Mundial de la Lactancia Materna y por ello, Metro Ecuador conversó con la Dra. María del Cisne Argüello Bermeo, pediatra gastroenteróloga del Hospital Metropolitano, para conocer más sobre el tema.

Importancia de la lactancia.

La experta nos cuenta que la leche materna se considera el alimento ideal para el bebé así haya nacido tras los nueve meses regulares o sea prematuro. La leche se adapta para las necesidades del niño. Si el bebé está bien nutrido o, en su defecto, tiene un cuadro de desnutrición, la leche de la madre se adaptará a esas necesidades.

“Al menos en los primeros seis meses de vida, el niño no requiere más alimentos. La lactancia materna es fundamental para su crecimiento, apego a la madre, desarrollo de enlaces con la mamá, entre otros”, señala.

El periodo de la lactancia materna se recomienda llegue hasta los dos años de edad. En los primeros seis meses, el alimento exclusivo del niño será la leche materna, pero a partir de ese tiempo y hasta los dos años, puede haber una alimentación complementaria para el pequeño.

Beneficios para el niño y la madre.

Para el niño lactante, según la Dra. Argüello, existen anticuerpos que pasan de la leche de la madre al intestino del bebé, lo cual le va a entregar más defensas contra problemas como diarrea, alergias, disfunciones respiratorias, entre otros. La leche materna tiene nutrientes importantes para el crecimiento, esta leche es de fácil digestión. “Es difícil que un niño que se amamanta tenga cólico, las deposiciones son más fáciles de eliminar con leche materna que con fórmula. La leche tiene suficiente líquido y electrolitos para la hidratación del niño, dispone de hierro, calcio, magnesio y además favorece un desarrollo intelectual y emocional. Para la mamá hay una mejor recuperación después del parto, previene depresión postparto y la osteoporosis en la madre”, indica Argüello.

Cantidad de leche de la madre

Depende del estado de hidratación de la madre y la frecuencia con la que el niño se alimente. Si el niño se alimenta cada tres horas, va a producir más leche. “Cuando la mamá entra a trabajar a partir de los tres meses, se reduce esa frecuencia de alimentación. Si el niño persiste tomando leche cada tres horas durante los seis primeros meses, la cantidad de leche va a aumentar”, señala.

Las alergias

“Las poquísimas veces que hay respuestas alérgicas, se han dado por dieta de la madre más que por la leche materna. En mi experiencia, de todas las pacientes que han tenido alergia alimentaria, todas han logrado continuar con la leche materna”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos