Comercial

Educación híbrida en la UDLA te permite estudiar con calidad desde cualquier punto del país

La facilidad de movilidad, la flexibilidad de horarios y la calidad académica son factores que, hoy en día, las personas consideran a la hora de decidir sobre su futuro académico. Es por eso que la Universidad de Las Américas, UDLA, presenta un modelo de educación híbrida, con el cual se abren las oportunidades para que más estudiantes puedan cumplir sus sueños personales y profesionales.

Este modelo híbrido brinda la oportunidad de estudiar una carrera universitaria cuando presencialmente no pueden hacerlo. Esta modalidad se adapta al ritmo de vida que tienen los estudiantes, por ejemplo, aquellos que viven en otras provincias, que trabajan y tienen familia.

Marlena León, vicerrectora académica de la UDLA, explica que se inició el 27 de septiembre con el primer grupo que cursa la modalidad híbrida en varias carreras. “Empezamos con siete carreras: Derecho, Ciencias Empresariales, Derecho Internacional, Educación, Comunicación y Psicología. Es una modalidad que la universidad creo en respuesta a la pandemia y aplicando todos los aprendizajes adquiridos en esta época tan difícil”, indicó.

¿En qué consiste el modelo de educación híbrida?

León explica que esta modalidad combina la tecnología que tiene UDLA en todas sus aulas y la pedagogía que los profesores han desarrollado a través de múltiples cursos de actualización.

La universidad cuenta con cámaras con tecnología de punta, parlantes estéreo y micrófonos, que ofrece la oportunidad de promover las clases mixtas, a través de la instalación de equipos en aulas y laboratorios se garantiza un aprendizaje único y efectivo.

El programa contempla periodos de clases que duran 16 semanas, en las cuales reciben dos o tres horas de clases sincrónicas con profesores y compañeros que están en la modalidad presencial. “Esto hace que la modalidad sea interactiva y que los estudiantes pueda compartir con su clase”, indica León.

Mientras tanto, a lo largo de la semana, los estudiantes tienen varias actividades que van desarrollando y les permite acumular calificaciones. Al final, se realiza un promedio que les permite aprobar la materia.

Al finalizar las 16 semanas, los estudiantes tienen una semana de encuentro presencial, donde acuden a la sede de la universidad en Quito y son parte de actividades que les permite sintetizar todo lo aprendido en el semestre: pueden hacer visitas a empresas, desarrollar casos, proyectos con compañeros, entre otras actividades.

Esta modalidad también reconoce la experiencia la previa en tu área de trabajo para formalizar tus estudios. Es decir, avala los conocimientos que tienes y acorta los tiempos de la carrera.

“El 75% de estudiantes de esta modalidad estudian desde alguna provincia del país. Se conectan de forma sincrónica y tienen 16 semanas para planificar su viaje a Quito y culminar su semestre. El programa ha tenido muy buena acogida, que ya muchos de estos estudiantes trabajan y tienen familia. Estudiar en su localidad les permitirá desarrollarse profesionalmente y contribuir con su conocimiento a su ciudad”, recalca León.

Ventajas

León explica que una de las ventajas de esta modalidad es la flexibilidad que ofrece. Desde cualquier punto del país, los estudiantes pueden beneficiarse de la calidad académica de UDLA y del reconocimiento internacional que tiene.

La UDLA cuenta con la acreditación a nivel institucional de Estados Unidos, de Western Association of Schools and Colleges, Senior College and University Commission (WSCUC); y, a nivel de carreras cuenta con la acreditación de la Agencia Acreditadora de Chile. Además, en 2020 alcanzó la posición #1 en Innovación por Scimago Institutions Rankings, uno de los más objetivos y reconocidos rankings mundiales que mide la calidad investigativa de universidades en cada país. También, en este mismo año, llegó a la posición #2 en Ecuador en el Times Higher Education.

Más información sobre esta modalidad, la encuentras en: www.udla.edu.ec.

Tags

Lo Último

Te recomendamos