Comercial

Venom: Carnage liberado, mucho más peligroso y mortífero

Venom, el simbionte alienígena de MARVEL, se siente atrapado y escapa. En esta nueva entrega, Carnage “se libera” y se vuelve mucho más malvado y terrorífico. Se estrena el 7 de octubre en Ecuador.

En Venom, el público se emocionó con este favorito de los fans de los cómics de MARVEL, que por fin aparecía como figura principal en la pantalla grande. La última vez que vimos a Eddie Brock y Venom, ambos interpretados por Tom Hardy, habían forjado una tensa alianza.

Eddie, el pertinaz pero egocéntrico reportero, y Venom, el simbionte alienígena que tomó posesión del cuerpo de Eddie, dependían uno del otro para sobrevivir. Sin embargo, en esta segunda entrega Venom: Carnage Liberado, ese tambaleante “matrimonio” comienza a desmoronarse.

Hasta ahora, había permanecido juntos llegando a acuerdos: Eddie le ha permitido a Venom devorar las cabezas de los tipos malos, y el simbionte ha puesto todo su corazón en ello, nombrando a esta entidad el Protector Letal y deglutiendo a los villanos en aras de la justicia. Del otro lado, la carrera de Eddie va para arriba: ha obtenido la codiciada última entrevista con el asesino múltiple Cletus Kasady.

Comienza la historia...

Tras esta entrevista, una parte del simbionte salta al interior Cletus Kasady momentos antes de su ejecución. Esto lo convierte en el portador de Carnage, un engendro mucho más grande y malévolo del alienígena, implacable, maldad pura.

“Carnage es aquél que los fans han estado esperando, y, ahora, finalmente debuta en la pantalla grande”, dice el productor Avi Arad. En Ecuador, estrenará el 7 de octubre a nivel nacional.

“Se trata del adversario por antonomasia del mismísimo Venom, más fuerte y violento en todos los sentidos. Y no ayuda en nada que el portador de Carnage sea un asesino serial, Cletus Kasady, porque esto no hace sino realzar su maníaca cosmovisión transformándola en algo verdaderamente siniestro. En el cómico, Carnage es el retoño de Venom- su ‘hijo’, por decirlo así- lo que incrementa el conflicto entre ambos”.

Toda historia de Venom debe conducir a Carnage

“Carnage es parte importante y el villano más adorado del canon Venómico”, afirman sus creadores. “Al generar estos lazos con Cletus, ambos han conseguido transformarse en una psicótica y harto peligrosa máquina asesina”.

Kasady- consumado asesino incluso antes de obtener los poderes de Carnage- no siente la necesidad de constreñir al simbionte. A fin de detener a Carnage, Eddie y Venom deberán hallar la manera de mejorar su deteriorada relación.

“En un mundo habitado por un simbionte genuinamente terrorífico, existe otro mucho más malvado, mucho más peligroso y mortífero. Supone el desafío mayor para Venom y por tanto para Eddie. Woody era la persona indicada, no sólo por ser uno de los mejores actores vivos, sino porque posee una malicia deliciosa que lo hace singularmente terrorífico”, explica.

Andy Serkis, el director de Venon: Carnage Liberado, es uno de los más grandes defensores mundiales de los personajes cinematográficos que combinan imágenes digitales con actuaciones reales. A través de su trabajo en Lord of the Rings, Planet of the Apes y Star Wars, así como con su estudio de captura de actuaciones, Imaginarium, Serkis ha extrapolado las fronteras de lo posible, proporcionándonos desempeños que para muchos observadores son merecedores del Oscar.

La experiencia de Serkis con personajes creados digitalmente se desarrolló en los sets. “Yo sabía bien que la cinta buscaría alguna manera de liberar a Tom a fin de poder imaginar la presencia de Venom. Sabíamos que no nos serviría de nada ponerle a actuar frente a un hombre disfrazado, porque Venom es un simbionte, que brota de su propio personaje”.

Por esta razón, Serkis prefirió animar a Venom y Carnage mediante un abordaje digital más tradicional. “Quisimos brindarle a Tom libertad en su proceso, sólo así tendría oportunidad de desplegar el desempeño que él mismo anhelaba”.

Tags

Lo Último

Te recomendamos