Cine y Cartelera

De protagonizar con Anahí a ser indigente: la triste historia de este actor que lo perdió todo

A pesar de hablar varios idiomas y brillar en la actuación, llegó a vivir de los desperdicios de restaurantes.

carlos peniche  joven y actualmente

Las nuevas generaciones no conocen a Carlos Peniche, un galán de telenovelas que fue cayendo en decadencia con el paso de los años y que actualmente se encuentra alejado de las pantallas.

Su vida está cargada de muchos contrastes. Pasó de protagonizar al lado de figuras como Anahí, a tener que vivir en las calles debido a su mala situación económica y adicciones, rompiéndole el corazón a quienes siguieron el inicio de su carrera.

La trágica historia de Carlos Peniche, el actor que lo perdió todo por la fama

Reconocido por ser hijo de Alejandra Peniche y sobrino de Arturo y Flavio Peniche, empezó a destacar rápidamente en telenovelas y películas, alcanzando un buen nivel de exposición gracias a Mi Querida Isabel, con el que se ganó el cariño del público.

Actualmente tiene 47 años, pero cuando era mucho más joven, el estrés, la presión y las decepciones laborales lo fueron orientando a refugiarse en el alcohol.

El punto decisivo fue su despido de Televisa, lo que lo llevó a colaborar con la televisora rival, TV Azteca. Según El Heraldo, Carlos Peniche también sufrió por ser comparado con sus famosos familiares, vivir “en la sombra de ellos” y tener que lidiar con muchos papeles secundarios.

Estas frustraciones se agravaron cuando denunció ser víctima de acoso sexual por parte de un productor mientras era parte del elenco de La Casa en la Playa, lo que le mermó las oportunidades laborales más sus adicciones, lo llevaron a vivir en la calle.

“Antes de estar en la calle, estuve en casa de unos vecinos. Tuve un problema con mi novia porque me engañó con un músico, comencé a beber de más hasta que se me volvió un hábito”; expresó en una entrevista, donde confirmó que pensó en el suicidio porque lo dejó en la ruina económica.

“Me quitó la casa, me quitó 250 mil en efectivo y mis tarjetas”, sin hablar sobre la identidad de la mujer.

Después que su caso se hiciera viral en 2017, recibió ayuda y pudo entrar en un centro de rehabilitación. Empezó a trabajar como chófer de Uber y hasta tiene una pareja.

Tags

Lo Último


Te recomendamos