CEO

Juan Manuel Martínez: “Terpel lidera en la región y quiere ser la número 1 en combustibles en Ecuador”

Terpel es una empresa con altas expectativas de crecimiento, con proyectos como tiendas de conveniencia y electromovilidad.

Entrevista CEO

Juan Manuel Martínez es Gerente General de Terpel Ecuador desde julio del 2022. Lleva 25 años en la industria: 20 años de trayectoria en Exxon Mobil y cinco años siendo orgullosamente parte del equipo de Terpel en diferentes asignaciones globales.

Antes de su llegada a Ecuador, estuvo liderando el negocio automotriz de lubricantes Terpel en Colombia. Hernán Cueva, CEO de Metro Ecuador, conversó con Juan Manuel Martínez al respecto.

¿Cuéntanos de la estructura de Terpel?

—Terpel es parte del holding chileno Copec (Compañía de petróleos de Chile) y estamos presentes en cuatro países en la región andina norte: la gerencia está en Colombia y tenemos operación en Panamá, Perú, República Dominicana y Ecuador.

Recomendados

Tenemos múltiples negocios: el de combustibles es el más representativo con una sólida red de estaciones de servicio, atractiva imagen e infraestructura; participamos también en el área de combustibles industriales; de lubricantes; y estamos incursionando en la transición energética con la electromovilidad.

Terpel es líder en el mercado de combustibles en la región y tenemos la proyección de encabezar la industria en Ecuador, como el éxito alcanzado con Mobil que desde el año pasado es la marca #1 en ‘market share’ en el país.

En sí, la compañía le apuesta a la región, al Ecuador. Con Terpel estamos en todas las líneas de negocio y somos representantes de lubricantes Mobil en todos los países. De hecho, contamos con una fábrica de lubricantes en Chile, Perú y Colombia, la cual cuenta con tecnología de vanguardia y es certificada por Exxon Mobil.

“Una de las cosas que más me apasiona de trabajar en Terpel es que hacemos las cosas por convicción”

—  Juan Manuel Martínez, Gerente General de Terpel Ecuador

¿Cuántos colaboradores forman parte de la compañía en Ecuador?

—Somos un equipo de 600 personas: 130 en el área administrativa y 470 en la compañía operadora de las estaciones de servicio, distribuidos en 106 EDS, de las cuales 31 son operadas directamente. El talento humano es nuestro activo más importante y nos esforzamos por promover su desarrollo y precautelar su bienestar.

¿Cómo están operando actualmente?

—Nuestro trabajo está enfocado en el territorio, y tras la pandemia, el equipo ha vuelto a la presencialidad, consolidando la cultura de Terpel a nivel nacional.

Cuéntanos sobre la nueva línea de negocio: la electromovilidad

—Como antecedente, la proyección global es que en 2035 se va a aplanar la demanda de combustibles para vehículos livianos, en Europa y Asia Pacífico, y se espera que Latinoamérica llegue a un punto de madurez en 2045. Queremos liderar la transición energética pero sabemos que el negocio de los combustibles fósiles todavía tiene un tiempo importante de duración.

El año pasado, en alianza con KIA, abrimos las puertas para ser la primera compañía de combustibles que incursionaba en la transición energética con la primera electrolinera de carga rápida en el país. Lo hicimos en Guayaquil y colocamos una segunda en la misma ciudad. Ahora, estamos próximos a inaugurar Terpel Voltex en Quito.

Esto es un proceso y es aún un modelo de negocio pequeño, que va creciendo conforme a las ventas que hay en Ecuador de autos eléctricos enchufables. Ahora acompañamos a aquellos clientes que adoptan esta tecnología en la primera oleada, pero como compañía vamos rápidamente a construir una red que les permita cargar a lo largo y ancho del país. Ya lo hicimos en Chile y Colombia, ahora estamos en proceso de hacerlo en paralelo en Panamá y Ecuador.

Es una apuesta en conjunto, entre la compañía, los fabricantes y el Estado, ya que se necesitan políticas claras. Por ejemplo, se debe definir qué tipo de cargadores prestarán el servicio en el Ecuador y así continuar con el proyecto.

En las estaciones Terpel.

¿Cómo va creciendo Altoque?

—Contamos con 14 tiendas de conveniencia y queremos cerrar el año con 17. Además de ser un proveedor de energía, no solo queremos serlo para el vehículo sino también para el ser humano. Es un modelo de negocio que nació en Ecuador y estamos haciendo los ajustes necesarios en nuestra oferta para ir incluyendo nuevos servicios y sorprender a nuestros clientes.

Estamos felices de innovar y entender cuáles son los principales hábitos de compra de los usuarios de movilidad.

“Electromovilidad: vamos rápidamente a construir una red que permita cargar a lo largo y ancho de Ecuador”.

—  Juan Manuel Martínez, Gerente General de Terpel Ecuador

¿Cómo terminaron el 2022, año post pandemia?

—Como industria, estamos un poco por encima de pre pandemia. Nos benefició tener un portafolio balanceado. Competimos en el sector comercial y automotriz, que tuvieron una baja, pero el sector industrial necesitaba de nosotros como proveedor de lubricantes y gasolina para el sector de alimentos y mantener abastecidas a las diferentes ciudades.

La pandemia fue una etapa muy dura para el negocio pero trajo lecciones importantes. Nos volvimos más eficientes y ahora tenemos una mejor utilización de recursos. La compañía fue pragmática en proteger a los empleados y a nuestros aliados, generando un beneficio mutuo y permitiendo el flujo de ideas. La corporación nos dio el empoderamiento para tomar decisiones locales y eso nos ayudó a fortalecer el ADN de Aliado País, ofreciendo a las instituciones nuestra red y servicios para que no se detuviera la economía ni existiera desabastecimiento.

Otra de las lecciones es que cuando hubo dificultades para conseguir materias primas para nuestros procesos, tuvimos que buscar alternativas para garantizar y suplir lo que necesitábamos.

Actualmente, hemos alcanzado niveles superiores de ventas a los de pre pandemia.

En las estaciones de servicio Terpel.

Para finalizar, ¿qué hace a Terpel una empresa ambientalmente responsable?

—Parte de nuestro ADN nos hace ser un Aliado País y un Aliado Planeta por convicción. Trabajamos en una industria que tiene un reto grande en la disminución de la huella de carbono.

En primer lugar, tenemos el compromiso de ser ambientalmente responsables desde nuestra operación, cumpliendo con todos los requerimientos del cuidado del medio ambiente. Queremos llegar a la meta de cero emisiones para el 2030.

En nuestras estaciones, monitoreamos la descarga de combustible con el objetivo de prevenir derrames en las comunidades donde nos encontramos.

En cuanto a producción, también estamos trabajando en el desarrollo de tecnologías que hagan a los vehículos más eficientes, con aditivaciones que permitan que el combustible tenga una mejor combustión y así disminuir emisiones.

En la parte industrial, nuestra promesa de valor es ser tu aliado para que seas más eficiente. Trabajamos en cómo ayudar a la industria para tener un menor uso de combustible con una correcta manipulación, desde la distribución del combustible hasta en los equipos que lo utilizan.

En lubricantes, con la marca Mobil, nuestra promesa de valor es la eficiencia energética, que al trabajar mejor exista un ahorro medible de energía.

Tenemos una oportunidad inmensa de trabajo y como compañía queremos liderar ese proceso. Creemos que con estas acciones contribuimos a ser una empresa responsable con el medio ambiente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos