Cinco elementos que desaparecerán de los automóviles tradicionales

La investigación sobre nuevos recursos de ingeniería y tecnología en los automóviles tradicionales los han llevado a sufrir cambios tanto en su funcionamiento como en su diseño. A continuación las cinco cosas que pronto desaparecerán

Por Metro Ecuador

La industria de los automóviles ha presentado en los últimos años importantes avances. Por ejemplo, en Japón los retrovisores ya fueron reemplazados por cámaras de vídeo y pantallas.

Esta carrera tecnológica aún no ha terminado y LaInformación.com realizó un listado con los cinco elementos que desaparecerán en los autos tradicionales.

Radio CD… Y MP3

Muchos no imaginan la conducción sin sus canciones favoritas. La música siempre ha ido de la mano del automóvil, primero con el casette, después con el reporductor de CD y ahora con el MP3. Es cierto que la mayoría de los vehículos 'nuevos' incluyen ya el dispositivo usb como reproductor de música por lo tanto, ¿dónde está la novedad?

Los fabricantes quieren ir más allá por lo que están comenzando a apostar por los servicios vía streaming o a través del vínculo con nuestro smartphone Apple o Android. El mp3 a través de una conexión usb tiene los días contados así que comienza a introducir música en tus terminales móviles.

Espejos retrovisores

Otro ejemplo de elementos comunes de nuestros vehículos que acabarán por desaparecer son los espejos retrovisores. El uso de los espejos está condenado a desaparecer y los principales fabricantes ya lo saben. Cada vez son más las marcas que incorporan a sus 'creaciones' cámaras internas y externas para facilitar la visión del conductor.

Uno de los primeros países que ha dicho sí a los coches sin retrovisores normales, es decir, vehículos equipados con cámaras de vídeo y pantallas en lugar de los tradicionales espejos, ha sido Japón.

Cambio manual y freno de mano eléctrico

Los cambios automáticos han desplazado a los cambios manuales consiguiendo superarlos en eficiencia y rendimiento. Sólo la diferencia de precio (cada vez menor) sigue permitiendo que existan los cambios manuales en nuestros autos.

La electrificación de componentes no ha pasado por alto la clásica palanca de freno de mano. Cada vez es más común ver como los fabricantes emplean un sencillo botón para activar el freno de mano, un sistema que persigue la búsqueda de un mayor confort.

Botones físicos

Estamos sumergidos en la era de lo táctil y con ello hemos dejado atrás los botones físicos que antes inundaban el salpicadero. El siguiente gran paso es el control mediante gestos junto al uso de comandos de voz. Vehículos como el BMW Serie 7 ya emplean esta tecnología.

El conductor

Algunos vehículos como el Tesla Model S pueden conducirse por sí solos y es solo cuestión de tiempo que la tecnología madure lo suficiente para que la conducción autónoma sea un elemento de serie como cualquier otro más.

Loading...
Revisa el siguiente artículo