logo
Noticias
El candidato y líder de CREO, Guillermo Lasso. / El candidato y líder de CREO, Guillermo Lasso. /
Noticias 08/04/2021

Entrevista a Guillermo Lasso: “Trabajo, innovación e incentivos a la inversión”

Con la promesa de convertirse en Presidente de la República del Ecuador para priorizar cambios en la economía ecuatoriana Guillermo Lasso impulsa una política de empleo e inversión con mira a fortalecer el emprendimiento y la innovación.

P: Ecuador ha intentado impulsar la innovación. Han sido muchos los proyectos que se han abarcado desde la política, incluso, planes universitarios para jóvenes emprendedores, cuál sería lo diferente en su Gobierno que cambiará esos niveles bajísimos de emprendimientos exitosos que tenemos en el país?


R: La primera decisión será impulsar el trabajo articulado entre los sectores público, privado y academia e incrementar el presupuesto de innovación para universidades.
Necesitamos promocionar al talento ecuatoriano. ¿Cómo lo podemos lograr? Promocionando eventos internacionales en el Ecuador que permitan aprender de mejores prácticas de innovación y generar competencias de innovación intercolegiales. Por eso necesitamos, reducir los obstáculos, menos trámites, menos impuestos, para la transferencia tecnológica y la atracción de inversión extranjera. Hoy por hoy emprender o crear una empresa es una operación casi maratónica, por la cantidad de trámites que solicitan. Eso en mi Gobierno cambiará.

P: ¿Un millón de empleos los que usted ha prometido, siente que el país sí tiene la capacidad, en cuanto a las empresas e inversiones, para abrir esos puestos de trabajo?


R: He fortalecido un solo mensaje desde que empecé a recorrer el Ecuador: en el Gobierno del Cambio, los ecuatorianos podrán realizar su plan de vida. Mi gobierno se centrará en crear un Ecuador de oportunidades para todos y todas. Vamos a fortalecer la economía y a crear los empleos que durante estos años se han perdido.
Un millón de empleos es el reto más grande de mi vida, pero tenemos que empezar con cambios en la política y en la economía. El peor error sería regresar al pasado.

Guillermo Lasso, candidato presidencial.

P: Pero el empleo se abre cuando entra inversión al país, en el caso de Ecuador sabemos que la inversión extranjera ha menguado con el pasar de los años. ¿Cuál es el plan en este caso?


R: Primero, el Ecuador necesita contar con políticas que generen confianza en la economía y promover la inversión nacional y extranjera. Solo un líder que valore la dolarización, que conozca el motor empresarial y que apueste por la inversión atrae a la inversión, nacional y extranjera. Mi plan es también mejorar el acceso al mercado de los principales socios comerciales de Ecuador y a las mayores economías del mundo a través de acuerdos de comercio e inversión.
Crear la plataforma “Exporta Fácil”, que facilitará las ventas internacionales de emprendedores y de las pequeñas y medianas empresas.

R: En el tema salud, usted propone vacunar a 9 millones de ecuatorianos. ¿Esta propuesta es inmediata?


R: Para que la gente pueda salir a trabajar con confianza y en mejores condiciones necesitan estar vacunados. Estamos atravesando una pandemia que no sabemos que más nos deparará a nivel de la salud. Necesitamos la vacuna. En los primeros 100 días de mi Gobierno vacunará a 9 millones de ecuatorianos, por medio de un plan de distribución que contiene un cronograma para que los ciudadanos puedan vacunarse en todos los centros de salud.
La salud en Ecuador está en crisis. El uso ineficiente de los recursos es una constante en el sistema sanitario público, pero la emergencia por la pandemia del COVID-19 lo hizo aún más evidente. El rubro del Presupuesto General del Estado (PGE) destinado al sector de la salud alcanzó los $2.899 millones en 2019. Este valor representó apenas el 2,6% del Producto Interno Bruto (PIB). Esto se encuentra aún por debajo de la meta del 4% estipulada en la Constitución. No obstante, en Ecuador, los resultados demuestran que los recursos destinados al sector de la salud no fueron utilizados de manera eficiente. Según un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ecuador ocupa la posición 54 de 71 de países evaluados sobre el nivel de eficiencia del área de salud pública.

P: Usted propone un enfoque en salud que debe ser preventivo y hacia las personas…


R: Nuestra propuesta busca lograr un sistema de salud eficiente, de acceso universal y con atención médica de calidad. Con especial énfasis en la prevención y en la descentralización. Las herramientas tecnológicas y de interconexión digital serán clave para lograrlo. Por lo tanto, eliminaremos la repartición política de hospitales en el país, a través de la delegación administrativa de los mismos al sector privado. De esta manera, garantizaremos el acceso universal y gratuito a la salud
Una medida política que tuvo graves repercusiones en la estabilidad del sistema de pensiones. Por si fuera poco, durante el correísmo también se detuvo la aportación estatal del 40% al valor de las pensiones, provocando un potencial colapso del sistema en el corto plazo. Todas estas medidas generaron un perjuicio de más de $8.000 millones al fondo de pensiones.

P: No se puede dejar de hablar del tema salud sin mencionar a la problemática del consumo de drogas: jóvenes sumergidos en las drogas, familias destrozadas y niños en peligro.


R: La denominada “tabla de consumo” ha destruido a nuestra sociedad, autorizando el porte de una cantidad máxima de estupefacientes para consumo. Eliminaremos por completo esta tabla y prohibiremos estas sustancias que afectan a nuestros niños y jóvenes.
Los ecuatorianos debemos estar conscientes que la prevención y el cambio de nuestra sociedad empiezan desde casa, de nuestra responsabilidad individual y con los nuestros. Varios estudios especializados indican que la atención y valor que dan los padres a sus hijos reduce la probabilidad de consumir drogas entre un 21% y 25%. Solo entre 2014 y 2019, se incautaron más de 500 toneladas de sustancias sujetas a control y fiscalización. Guayaquil es la ciudad donde más droga se incautó entre 2017 y 2018 en Ecuador, con más de 30 toneladas de drogas. A pesar de estos esfuerzos, es mucho lo que queda por hacer.

P: Entrando al tema educativo, usted ha prometido reabrir miles de escuelas rurales cerradas en gobiernos pasados. ¿Sigue en pie esa propuesta?


R: Una falla lamentable de administración fue la decisión de cerrar las escuelas rurales, donde se encuentran un cuarto de los estudiantes de todo el país. El cierre de aproximadamente 5.000 escuelas rurales excluyó a muchos niños y jóvenes del sistema educativo.
Pero los problemas administrativos no son los únicos. La pobreza y falta de empleo también impactan en el acceso a una educación de calidad e inclusiva. Muchos jóvenes deben interrumpir sus estudios para empezar a trabajar y ayudar económicamente a sus familias. Esto causó que, en promedio, los ecuatorianos a duras penas completen diez años de educación en la zona urbana y siete en la zona rural. A nivel nacional la tasa de abandono en la educación básica es de 2,1% y en bachillerato de 5,3%. Únicamente, dos de cada diez avanzan hasta la universidad e institutos técnicos.

Recorridos de Guillermo Lasso durante campaña de segunda vuelta electoral.

P: Usted también ha señalado el problema que tienen los jóvenes en acceder a la universidad.


R: Aunque no todos los jóvenes buscan acceder a la universidad, los cupos para postulación son insuficientes. Actualmente, las Instituciones de Educación Superior (IES) públicas tan solo ofrecen cupos a seis de cada diez estudiantes.
En el primer semestre de 2020 fueron 173.000 jóvenes quienes postularon para obtener un cupo de los 113.000 ofertados por las IES públicas. En consecuencia, aproximadamente el 40% de los postulantes no podrán acceder a la universidad por la falta de cupos ofertados.

P: ¿Y cuál sería la solución?


R: Mejoraremos el proceso de acceso a la universidad y garantizaremos la independencia académica de las universidades de sus entes reguladores. Nunca más los jóvenes verán truncados sus sueños de acceder a la universidad.
Por último, no escatimaremos esfuerzos para fortalecer la formación técnica y tecnológica que permita a los jóvenes capacitarse y estar listos para trabajar y emprender en 2 o 3 años y, si así lo desea, continuar su carrera retomando sus estudios.

RELACIONADA: