La Casa Chérrez, considerada como patrimonio arquitectónico moderno de Quito, es destruida

La Casa Chérrez, ganadora del premio Ornato en 1964, sufre modificaciones que afectan su condición de patrimonio moderno de la arquitectura en Quito.

Por Andrea Martinez

La Casa Chérrez, construida por el arquitecto Oswaldo de la Torre en 1963 y ganadora del Premio al Ornato en 1964, está siendo destruida desde el 22 de julio de 2019, según denuncia el Colegio de Arquitectos de Pichincha (CAE-P).

La edificación, ubicada en la calle Quiteño Libre, al noroeste de Quito, es un bien considerado como parte del patrimonio moderno del Distrito, pese a no estar inventariado de tal forma. En este sentido, Pablo Moreira, presidente de este organismo, indicó que muchos proyectos representativos de la arquitectura moderna se han destruido. "No estoy en contra de la transforación de la ciudad, pero debe hacerse con criterios de preservación de la morfología y los patrimonios existentes", indicó.

Con respecto a la Casa Chérrez, el hecho los ha obligado a sacar a la luz el tema de la "urgente necesidad de documentar e inventariar técnicamente la arquitectura representativa de las ciudades del Ecuador, para protegerla y conservarla", según detalla su reclamo.

Las obras que se ejecutan actualmente en este predio cuenta con la autorización de una Licencia de Trabajos Varios, emitida por la Administración Zonal Eloy Alfaro, con número de expediente 2019-19567-CCMA-01.

¿Qué representa esta edificación?

La Casa Chérrez, junto a otras edificaciones, ponen de manifiesto las soluciones aportadas en el siglo XX por el Movimiento Moderno al reto de renovar las técnicas arquitectónicas para satisfacer las necesidades de la sociedad.

"Estas obras constituyen un testimonio de la internacionalización de la arquitectura moderna y de la apropiación en nuestro contexto con sus aportes particulares. Por la riqueza de sus propuestas arquitectónicas, el momento histórico al que representan y su contribución a la configuración de identidad y al acervo cultural, merecen atención prioritaria por parte de las autoridades encargadas", indica.

 

La Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos (FPAA) también se pronunció al respecto e indica que "es más lamentable aun cuando se pretende destruir en pleno siglo XXI aquellos iconos de la arquitectura, que a pesar de los intentos especulativos y de inconciencia persisten en el tiempo como es La Casa Chérrez, construida por el arquitecto Oswaldo de la Torre en 1963, ganadora del Premio al Ornato en 1964 en el país del Ecuador".

"Nos consideramos en estado de alerta ante este acto que esperamos sea a la brevedad posible interrumpido y más bien apoyaremos a la recuperación y recuperación en beneficio de la sociedad ecuatoriana y del mundo", dicta su comunicado.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo