Caso Juliana Campoverde: Los resultados de pruebas de ADN se conocerán en 15 días

El 28 de noviembre se conocerán los resultados de ADN del cuerpo que encontraron en la quebrada de Bellavista donde según el sospechoso mencionó haberla enterrado

Por Metro Ecuador

Hoy 13 de noviembre del 2018, los padres de Juliana Campoverde, Elizabeth Rodríguez y Absalón Campoverde entregaron las muestras de sangre para las pruebas de ADN, en el Laboratorio de Fiscalía. Asimismo se conoció que los resultados se conocerá en 15 días, es decir el próximo 28 de noviembre.

De igual forma, las búsquedas continúan en la quebrada en el sector de Bellavista por parte de integrantes de la Fiscalía General del Estado y la Dinased.

En ese lugar, el pastor evangélico Jonathan C., principal sospechoso de la desaparición, reveló a las autoridades que habría enterrado el cuerpo de Juliana.

Por otro lado, el presidente de la Confraternidad Evangélica del Ecuador, Estuardo López, se pronunció y envió un su solidaridad a la familia de la víctima. En el comunicado expresó que el caso de una persona no refleja que se repita en el resto de los integrantes de la iglesia.

El caso de una persona no quiere decir que todos los pastores, los líderes, los creyentes evangélicos estamos en una situación parecida y que estamos encubriendo”, expresó en declaraciones a Gamavisión. López reconoció que -en medio de este proceso- se extendió un certificado de honorabilidad declarando que mantenía “una conducta aceptable en actos públicos”.

Asimismo, el padre de Jonathan C., presunto autor de la desaparición de Juliana, presentó una acción de protección en contra de Inredh y Covidefem, su argumento fue que se han vulneraron los derechos de su hijo y familia.

Ante esto, la Asfadec (Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador) realizó un recurso de Amicus Curiae a favor de las dos organizaciones de derechos humanos que están dando el seguimiento en sus redes sociales al caso de Juliana Campoverde, que desapareció el pasado 7 de julio del 2012, en el sur de Quito.

Según diario El Telégrafo, el progenitor menciona que se violentaron los derechos de libertad y de protección. El derecho a la no discriminación y la práctica religiosa.

Siga leyendo:

Relacionado

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo